¡Caimanes se coronó campeón en Sincelejo!

El equipo barranquillero conquistó su décimo título

Con una contundente paliza de 13-4, los Caimanes de Barranquilla ganaron este domingo el quinto juego de la serie final del béisbol profesional colombiano, para dejar el duelo 4-1 y conquistar su décimo título en la pelota doméstica, en el estadio 20 de Enero de Sincelejo, en el último partido disputado en ese escenario.

El partido tuvo todos los ingredientes, batazos, drama, polémica y unos Caimanes inspirados que estaban determinados a poner punto final al torneo este día. A pesar de la corraleja de empujones e insultos en los que degeneró el partido.

La victoria correspondió al abridor venezolano Yorfrank López, al que le marcaron tres anotaciones, mientras que la derrota fue para el inicialista de los sincelejanos José Calero que admitió siete carreras, con dos cuadrangulares de por medio.

Caimanes se fueron rápidamente en ventaja gracias a un hit impulsador del jardinero Carlos Vidal, que trajo desde la tercera al receptor Christian Correa, para poner la primera rayita del compromiso cuando se jugaba la alta de la segunda entrada.

En el cuarto capítulo nuevamente se conjugaron correa en bases y Vidal bate para fabricar dos más, esta vez con un enorme cuadrangular que puso el 3-0 en la pizarra y comenzó a despertar las esperanzas de los saurios.

La confirmación de la ventaja llegó en el sexto capítulo cuando el mejor pelotero del equipo, el tercera base dominicano Audy Ciriaco despachó un bambinazo por el bosque de la izquierda con dos en circulación para poner una sólida ventaja de 6-0.

Más adelante el sanandresano Steve Brown impulsó desde segunda al intermedista Angelys Nina con un doble de terreno para poner el marcador en un 7-0 que parecía incontestable.

Adicionalmente, la labor del abridor venezolano Yorfrank López fue impresionante hasta la quinta entrada, en la cual apenas y otorgó oportunidades a los Toros para llegar a las almohadillas, sin embargo su brazo flaqueó a la altura de la sexta entrada y tuvo que salir del partido al conceder tres carreras para poner la pizarra 7-3.

Sin embargo, la polémica llegó en la parte alta del séptimo capítulo, cuando el umpire Johan Prochorón no cantó como strike un lanzamiento sobre Correa que al siguiente envío del lanzador despacho un imparable para impulsar la octava en las piernas de Ciriaco.

La jugada luego fue protestados por el banco de Toros, terminando con la expulsión del manager José Mosquera, el receptor Juan Zabala y el lanzador Sammy Gervasio, quienes encararon al juez.

El partido debió ser suspendido pues en medio del lamentablemente espectáculo, en el cual los peloteros sincelejanos persiguieron como toros en corraleja al umpire, se tiraron bates, cascos y hasta se retiró una base del diamante. Incluso, los integrantes de Toros taparon el home plate con tierra, en un acto realmente bochornoso.

El juego duró más de una hora suspendido con la pizarra 8-3 a favor de la visita que estaba cerca de concluir su cuarta victoria, la que lo haría campeón del torneo.

Tras la suspensión del partido, Jesús Parra salió del campo para darle su puesto como lanzador a Luis Yendis, quien debía sacar adelante el partido de la prolongada para.

Los Caimanes la volvería a sacar del parque en la octava entrada, por intermedio del parador en corto de Grandes Ligas, Serían Sánchez, quien encontró en circulación a un pelotero, para aumentar la diferencia a 10-3.

Sin embargo, Toros descontó con un cuadrangular por el bosque dental del receptor Jesús Posso, quien entró al parto en lugar del expulsado Zabala. Con el vuelacercas la pizarra se puso 10-4 a favor de la visita.

En la alta de la novena Caimanes se vino con todo para sentenciar el triunfo, primero con un triple de Ciriaco que luego anotó con wild y enseguida en cumplimiento de un cuadrangular de Brown con Correa en primera para poner el marcador por 13-4, sobre los envíos del ex grandes ligas Sugar Ray Marimón.

Para ponerle punto final al campeonato, Freddy Ocasio mandó a taponar en la baja del noveno al derecho Juan Escorcia. Quien dio dos tiquetes gratis, su cuadro lo ayudó con un doble play y terminó el partido con un elevado a la derecha.

De esta manera Caimanes, lider desde el día uno del torneo, se consagró en el primer equipo en llegar a 10 títulos en el país, constituyéndose como el equipo más grande de Colombia.

Ahora tendrá que ir a representar a Colombia en la Serie Latinoamericana, contra los campeones de la Liga del Pacífico de México, Panamá y Nicaragua.

Por Andrés Noe Gómez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *