Édgar Rentería guió al Resto del Mundo a dar pelea, pero la victoria fue para EE.UU.

La novena del Resto del Mundo, dirigida por el barranquillero Édgar Rentería fue derrotada este domingo por los estados Unidos con marcador de 7 carreras por 6, en el marco del partido de las Futuras Estrellas de las Grandes Ligas, celebrado en el Marlins Park, de Miami.

El juego estuvo claramente marcado por el contundente bateo de la novena norteamericana que castigó con el madero el flojo trabajo monticular que tuvieron las futuras estrellas del Resto del Mundo, que vieron rápidamente como los norteamericanos se montaban en la lucha.

En la misma parte alta del primer acto, gracias a sencillos combinados de Rhys Hoskins y Nick Senzel para poner el juego 1-0 rápidamente, luego de tener un hombre corriendo en primera gracias a una base por bolas otorgada por el abridor dominicano Yadier Álvarez.

De otro lado, la labor abridora de Brent Honeywell limitó las posibilidades de la ofensiva del Resto del Mundo, al punto de poder dar más que un sencillo en el segundo capítulo para luego dejar sus bates silenciados hasta la sexta entrada, cuando despertaron con dos inatrapables consecutivos, que significaron una carrera para el descuento de un partido que iba 7-3 tras esas dos anotaciones.

No era producto de la casualidad, pues ninguno de los lanzadores ingresados al diamante por Édgar Rentería pudo frenar la artillería norteamericana que castigó con dureza a los lanzadores internacionales, en especial en la cuarta entrada donde conectaron cuatro sencillos de manera consecutiva para mover la pizarra.

Todo parecía que no iba a haber forma posible de parar el ataque local, hasta que Rentería decidió colocar en la loca al cartagenero Luis Escobar, quien frenó la hemorragia al enfrentar a cuatro hombres y tan solo negociar una base por bolas para dominar a los otros bateadores, incluso haciendo la asistencia en primera para colgar el segundo out.

Desde ese momento Estados Unidos no volvería a hacerse sentir en el tanteador, de otro lado Resto del Mundo volvería anotar otra carrera en la séptima entrada para estrechar el juego al 7-4.

Tratando de mantener el juego corto, Rentería jugó su segunda carta para la octava entrada, metió al taponero cartagenero Tayron Guerrero quien enfrentó a dos hombres sin inconvenientes para superar la entrada sin carreras. El colombiano dominó a los dos hombres que enfrentó con un elevado al jardín central y con una roleta por segunda.

Rentería siempre tuvo la estrella para encontrar el batazo en el momento propicio cuando era pelotero. La duda estaba si esta misma estrella lo acompañaría para los partidos. Por un momento pareció que esto iba a ser así.

En la parte alta del noveno episodio la novena internacional empezó un descuento de carreras que puso el partido 6-7, pero la cuenta no dio para más y al final Los Estados Unidos se quedaron con una nueva victoria.

Por: Andrés Noe Gómez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *