“El Édgar Rentería no podía ser un estadio más sin el Museo Tomás Arrieta”: Alcalde Char

El mandatario inauguró el nuevo espacio con el que cuenta la ‘Diamante de Montecristo’.

Espectacular. Así es el Museo Tomás Arrieta, el nuevo espacio con el que cuenta el estadio Édgar Rentería.

El nuevo rincón beisbolero de la ciudad fue inaugurado este jueves por el Alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, que calificó este día como especial para el deporte.

“Si hay algo que hace grande a las ciudades es la forma como estas se siguen arraigando a sus principios y a lo que pasó, para corregir errorers y trazar el mañana”, expresó el mandatario.

Char fue claro en decir que Tomás Arrieta y su familia se merecían este homenaje. Recordemos que así se llamó el anterior escenario desde 1946 hasta 2018, cuando fue inaugurado el Édgar Rentería.

“Cuando construimos este bello estadio y dignificamos a Édgar Rentería y el béisbol, no podía ser un estadio más sin el Museo Tomás Arrieta”, indicó el Alcalde.

“Para nosotros como Gobierno entregarle a los jóvenes y futuras generaciones ese pequeño rincón, que muestra la historia de ese bello deporte, es muy importante para la construcción de una nueva ciudad”, agregó.

La cabeza de todo

El arquitecto de este mágico lugar fue Édgar Oviedo, periodista e historiador barranquillero, quien fue el encargado de entregar los detalles del museo.

“Hemos querido construir un espacio donde imitemos el juego. La misión es correr las cuatro bases que tiene la historia del béisbol”, expresó Oviedo, quien fue destacado en la presentación por el Alcalde Char.

El historiador indicó que el museo consta de cuatro bases, como en el diamante. En ellas el público podrá recorrer por la historia de cómo llegó este deporte a la ciudad y conocer de los grandes logros de nuestros peloteros a nivel internacional, entre ellos Édgar Rentería, los hermanos Jolbert y Orlando Cabrera, y por supuesto Tomás Arrieta.

“Esto es hecho para que todos los barranquilleros, lo disfruten, lo valoren y lo cuiden”, finalizó.

Luis Cantillo Lastre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *