Junior clasificó a semifinales de la Sudamericana tras empatar sin goles con Sport Recife en el Metro

En un muy regular partido, donde lo único rescatable y para alegrarse fue la clasificación a semifinales de la Copa Sudamericana y la gran actuación de Rafael Pérez, Junior y Sport Recife empataron 0 por 0 en el parido de vuelta de cuartos de final disputado en el Estadio Metropolitano de Barranquilla.

A pesar de la necesidad de remontar el marcador adverso de 0 por 2, el cuadro brasileño hizo poco por el partido y se limitó a agruparse de manera compacta en su territorio, a ejercer presión, a cortar los circuitos ofensivos de Junior y a propiciar y buscar el error del rival.

Junior por su parte y sin la necesidad del marcador, fue poco generoso con la tribuna y con el espectáculo y respetó en demasía a un rival con muy poco nivel, a quien le facilitó el partido siendo muy poco preciso en los pases, en un cotejo cerrado en el que lo que más se requería era desmarque, movilidad, velocidad, precisión y un mejor aprovechamiento de los pocos espacios no copados por el rival.

Amtes de los primeros cinco minutos Junior llegó tras pase de Chará hacia Yony Gonzalez que remató para que la pelota impactara en la parte externa de la malla.

Al minuto 8, Mier ubica una pelota para Cantillo que centra y no alcanza a llegar Chará. Tres minutos después (11), el visitante inquietó tras una errada devolución de Teófilo Gutiérrez que pudo haber tenido consecuencias para el arco encomendado a Viera.

Quizás la más clara opción la tuvo Junior, cuando en el minuto 33, Mier por izquierda define mal y le pega desviado al balón que sale arriba. Tres minutos después (36), Murillo gana por derecha centra y Chará recibe con el pecho y falla en la resolución.

Para el segundo tiempo, el tecnico Julio Comesaña movio su banco desde el inicio al ingresar a Ovelar por un Mier de discreto partido, pero esta vez la modificación no gravitó ni en el funcionamiento ni en la genñración de fútbol ofensivo.

Sport Recife vino a Barranquilla con el claro propósito de no perder y ser goleado y Junior le facilitó este propósito con un fútbol en el que faltó talento para descifrar y romper el esquema del visitante y donde ni Gonzalez, ni Mier, ni Ovelar y mucho menos Teófilo Gutiérrez y Yimmy Chará estuvieron finos y lucieron erráticos permanentemente.

Afortunadamente para Junior, esta vez el rival careció de peso ofensivo para hacer daño. Al minuto 46, sin embargo, Sport Recife casi sorprende con un balón cruzado de su lateral derecho.

En la única jugada en la que Teófilo Gutierrez apareció bien en el partido, se asoció con Víctor Cantillo, que en el minuto 52 alcanzó a ingresar al área y rematar para obligar a la intervención de Magrao.

El cuadro dorado volvió a generar algo de riesgo con itro remate en jugada gestada desde izquierda que hizo que Viera se exigiera al minuto 57 lanzándose abajo a la base de su palo izquierdo.

Junior volvió a mover su banco al minuto 70 cuando Luis Díaz ingresó al terreno de juego de Yony González, en otro cambio que no dio resultados pues el problema de Junior pasaba más por la gestación que por la finalización de las jugadas.

En el minuto 77, Teófilo recupera una pelota y se asocia con Chará, pero el remate de este último es interceptado y la pelota desviada al tiro de esquina

Al final, en un partido deslucido, la afición que se congregó en el Metropolitano abandonó el Estadio con alegría frente a la clasificación, pero con frustración y preocupación para un tema que ha venido volviéndose recurrente en los últimos partidos: El bajo nivel de Teófilo Gutiérrez y Chará; lo complicado que viene volviéndose descifrar los esquemas defensivos de los rivales y la ausencia de alternativas y variables para superar a los equipos que se cierran bien atrás y juegan a generar y capitalizar errores del local.

Es importante la clasificación, pero también pensar en los aficionados y en el espectáculo, sin el cual se ahuyenta a la afición de las graderías.

Junior formó con Viera en el arco; Murillo, Ávila Pérez y Germán Gutiérrez, en defensa; Pico, Cantillo, Mier (Ovelar, minuto 46) y González (Díaz, minuto 70), en el medio campo; y en ataque, Chará y Gutiérrez.

Por su parte, Sport Recife jugó con Magrao en el arco; Xavier, Henríquez, Durval y Sander en defensa; Anselmo (Thallyson, minuto 79), Patrick, Thomas (Rodrigo, minuto 82) , Mena y Rogerio (Lenis, minuto 59) en el medio campo y, en ataque, Juninho.

El central uruguayo Daniel Fedorczuk mostró tarjeta amarilla a Mena (20), Gutiérrez (45), Anselmo (71), Murillo (75) y Xavier (87)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *