Lo bueno y lo malo del Junior-Boca

Entre los aspectos destacables del partido se Junior de Barranquilla y Boca Juniors empataron, este miércoles  podemos resaltar que la afición volvió a llenar el ‘Metro’ .

Criticable el embudo que se arma para el acceso al estadio. Una sola fila para ingresar a 4 y 5 puertas de ingreso.

Lamentable que los tableros que marcan el tiempo jugado no arrancarán con el pitazo inicial y que siempre se paren en el minuto 90 y no marquen los minutos de adición.

Criticable también el dispositivo de seguridad. Poca presencia policial al punto que en los accesos de la tribuna a la cancha, donde normalmente colocan tres policías, está vez se dispuso que hubiese uno solo. A 25 minutos del final se reforzó el operativo, más en un compromiso de carácter internacional no se puden dar ventajas.

También censurable que se le den más garantías a las barras visitantes que a las locales y que los de Boca hayan podido ingresar y detonar bombas de estruendo y arrojar piedras y sillas al final del partido hacia la tribuna de norte.

Tampoco es de buen recibo el mal comportamiento de algunos aficionados de Norte y Sur que generaron disturbios con la Policía.

dav

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *