Tres ciudades de la Costa, con la tasa más baja de desempleo en abril de 2018: DANE

El desempleo en Colombia en el mes de abril de 2018 fue de 9,5%, la tasa global de participación 64,6% y la tasa de ocupación 58,5%, informó este martes del DANE.

Según explicó la entidad, “en abril de 2018 la población ocupada presentó el nivel más alto para este mes desde que hay cifras comparables (2001). Se completan cuatro periodos consecutivos por encima de 22 millones de personas ocupadas”.

El DANE publicó que en el trimestre febrero-abril 2018, en las 23 ciudades y áreas metropolitanas, las tasas de desempleo más bajas se registraron en Cartagena (7,9 %), Barranquilla (8,3 %) y Santa Marta (8,4 %).

Las ciudades y áreas metropolitanas con tasa de desempleo más alta en el trimestre fueron: Quibdó (17,6%), Armenia (16,2%) y Cúcuta AM (16,2%).

Las ramas que más jalonaron el crecimiento de la población ocupada en el total nacional fueron: Agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca y Servicios comunales, sociales y personales, que en conjunto contribuyeron con 0,7 puntos porcentuales.

Trabajos informales de mujeres alcanza el 58% en Barranquilla.

El 49,3% de las mujeres de Colombia trabaja de manera informal, cuatro puntos porcentuales más que los hombres, reveló un informe difundido y elaborado por el Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario.

La informalidad supera el 43% en todas las ciudades principales del país y la localidad con más mujeres en esta situación es Cúcuta, capital del departamento Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, con el 71%.

El investigador del Observatorio, Andrés García-Suaza, explicó en un comunicado de la Universidad del Rosario que “las mujeres son las más afectadas por el empleo informal”, un “patrón que se repite en todas las áreas metropolitanas excepto en Cartagena”.

La capital colombiana es una de las que presenta una tasa más baja, con un 43,2% de mujeres en informalidad, además de Manizales (43%) y Medellín (45,1%). En cambio, Montería (62,4%), Pasto (60,7%), Bucaramanga (59,2%), Ibagué (58,5%) y Barranquilla (58%) son las ciudades con cifras más altas.

El informe determina que las mayores tasas de informalidad se encuentran en los sectores de ventas y servicios, construcción, transporte, trabajos manufactureros o peluquería, entre otros.

Para García-Suaza, una de las claves del fenómeno es la educación, ya que a más nivel educativo menos tasa de informalidad hay. “En el sector rural la informalidad alcanza el 80%, y eso se relaciona con el escaso acceso a la educación”, aseveró.

En el primer trimestre de 2018, la tasa de informalidad general para Colombia fue del 47,3%, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *