Policías de Miami-Dade se arrodillan junto a los manifestantes en una oración por George Floyd

Los manifestantes llegaron armados y con ánimos de agredirlos, pero ellos los recibieron de una manera conmovedora. La tensión bajó y las lágrimas y los abrazos se hicieron presente.

Esto ocurrió con los policías Asociación de Jefes de Policía de Miami-Dade. Se arrodillaron y bajaron su cabeza.

Pidieron perdón por la muerte del afroamericano George Floyd, en Mineápolis, a manos de otros uniformados.

Sus fotos pidiendo perdón y le han dado la vuelta al mundo.

También exigieron justicia por la muerte de Floyd.

El jefe de policía de Santa Cruz, California, Andrew Mills, se unió a los de Miami-Dade e hizo lo mismo en una esquina de una calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *