Ponen fin a las normas que aseguraban la neutralidad del internet en Estados Unidos

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés) revocó este jueves la normativa de 2015 que protegía la neutralidad de la red y aseguraba el acceso igualitario a internet de todos los individuos y compañías.

Esa reglamentación, aprobada durante el gobierno de Barack Obama, impedía a los proveedores de servicios de banda ancha bloquear, ralentizar o dar prioridad a algunos contenidos disponibles en línea, algo que ahora sí se podrá hacer.

El objetivo de la neutralidad de la red es asegurar una internet libre y abierta, en la que haya condiciones igualitarias para todos los consumidores al tiempo que se evita que los prestadores de servicio de banda ancha favorezcan sus propios contenidos o los de las empresas que paguen un canon.

El cambio de las reglas aprobado este jueves bajo el auspicio del gobierno de Donald Trump ha sido duramente criticado por las organizaciones que defienden una internet libre e igualitaria, así como por grandes compañías del sector como Facebook y Alphabet, la empresa matriz de Google, y el Partido Demócrata.

Victoria para las grandes compañías

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo que con esta medida la FCC “regresaría internet a un mercado controlado por los consumidores y libre de regulaciones que perjudican la innovación”.

La decisión de la FCC es una victoria para los grandes proveedores de servicios de banda ancha en EE.UU. como AT&T, Comcast y Verizon, que desde hace tiempo veían con frustración como no lograban obtener beneficios adicionales del uso intensivo que los usuarios hacen de sus redes para consumir ciertos contenidos.

Estas empresas han dicho que no prevén bloquear el acceso, pero que podrían dar prioridad a la entrega de ciertos contenidos aprovechando que la nueva normativa permitirá les permitirá cobrar a los sitios de internet para llevar sus contenidos hasta los usuarios.

En ese sentido, sin embargo, la nueva regulación les impone la obligación de mantener informados a los consumidores acerca de cuáles son las características del servicio que están prestando.

El cambio de normativa fue impulsado por el nuevo director de la FCC, Ajit Pai, un republicano nombrado en ese cargo por el presidente Donald Trump.

Pai ha dicho que las normas sobre neutralidad de la red fueron un error. “Eso ha hecho disminuir la inversión en la construcción y expansión de las redes de banda ancha”, afirmó en una declaración hace un par de semanas.

“Por casi 20 años, internet prosperó gracias a un enfoque regulatorio ligero establecido por el presidente Clinton junto a un Congreso republicano. Ese marco bipartidista llevó al sector privado a invertir US$1.500 billones construyendo redes de comunicación a través de todo Estados Unidos. Y eso nos dio la economía de internet que se convirtió en la envidia del mundo”, agregó.

Voto dividido

La decisión de revertir las regulaciones sobre la neutralidad de la red fue tomada en una votación que quedó 3 a 2, en la que se impuso la posición de los 3 comisionados de la FCC de tendencia republicana.

La FCC está ahora controlada por el Partido Republicano, que desde que Donald Trump asumió la presidencia en enero de este año propuso acabar con estas regulaciones.

Jessica Rosenworcel, una de las comisionadas disidentes (de tendencia demócrata), dijo en una declaración escrita divulgada este jueves que a través de la nueva normativa se otorga un “extraordinario nuevo poder” a los proveedores de internet.

“Ellos tienen la habilidad técnica y los incentivos económicos para discriminar y manipular el tráfico de internet. Y ahora esta agencia (la FCC) les ha dado luz verde para que avancen”, afirmó.

Sin embargo, el comisionado Michael O’Rielly, que votó a favor de la decisión, desestimó los miedos sobre los cambios a la neutralidad de la red diciendo que son unos “cuentos de terror antes de dormir para los hijos de los fanáticos de la informática”.

Dave Lee, corresponsal de tecnología de la BBC en América del Norte, explicó que técnicamente lo que la FCC hizo fue reclasificar la internet de banda ancha como un servicio de información más que un servicio de telecomunicaciones.

“La consecuencia de esto es que la FCC ya no va a regular directamente a los proveedores de servicios de internet que, ahora quedarán bajo la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés)”, apuntó Lee.

Señaló que la responsabilidad clave de este órgano será verificar que las compañías informan de manera transparente si bloquean ciertos contenidos, los ralentizan o les dan prioridad, en lugar de evitar esos comportamientos.

El fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, anunció que encabezará un litigio de varios estados en contra de la nueva regulación aprobada por la FCC.

“Demandaremos para detener la reversión ilegal de la neutralidad de la red aprobada por la FCC”, afirmó.

De igual modo, la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles prometió llevar la polémica decisión de las autoridades regulatorias a los tribunales.

BBC Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *