Revista Time elige a Greta Thunberg como el Personaje del Año

La activista climática Greta Thunberg ha logrado convertir las vagas ansiedades sobre el planeta en un movimiento mundial que pide un cambio global, señala la influyente revista estadounidense Time, al proclamar a la niña como el Personaje del año 2019.

La publicación incluye un extenso artículo en el cual describe las cualidades y lo hecho por Greta.

Al efecto, Time señala: Thunberg no es líder de ningún partido político o grupo de defensa. Ella no es la primera en hacer sonar la alarma sobre la crisis climática ni la más calificada para solucionarlo. Ella no es científica ni política. No tiene acceso a las palancas de influencia tradicionales: no es multimillonaria ni princesa, ni una estrella del pop ni siquiera una adulta. Es una adolescente ordinaria que, al reunir el coraje para decir la verdad al poder, se convirtió en el ícono de una generación. Al aclarar un peligro abstracto con indignación penetrante, Thunberg se convirtió en la voz más convincente sobre el tema más importante que enfrenta el planeta.

Añade que el momento de Thunberg llega justo cuando la realidad científica urgente choca con la incertidumbre política global. Cada año que arrojamos más carbono a la atmósfera, el planeta se acerca a un punto sin retorno, donde la vida en la Tierra, tal como la conocemos, cambiará de manera inalterable. Científicamente, el planeta no puede permitirse otro revés; políticamente, esta puede ser nuestra mejor oportunidad para hacer un cambio radical antes de que sea demasiado tarde.

El próximo año será decisivo, continúa diciendo la publicación: la UE planea gravar las importaciones de países que no abordan el cambio climático; el sector energético mundial enfrenta un cálculo financiero; China elaborará sus planes de desarrollo para los próximos cinco años; y la elección presidencial de los Estados Unidos determinará si el líder del mundo libre continúa ignorando la ciencia del cambio climático.

Sin embargo subraya que es difícil cuantificar el llamado efecto Greta en parte porque se ha manifestado principalmente en promesas y objetivos.

Pero los compromisos cuentan como progreso cuando la conversación climática ha estado estancada en estasis durante tanto tiempo, precisa.

Time advierte que los gobiernos también están haciendo promesas. El año pasado, más de 60 países dijeron que eliminarían sus huellas de carbono para 2050. Los votantes en Alemania, Dinamarca, los Países Bajos, Austria y Suecia, especialmente los jóvenes, ahora mencionan el cambio climático como su máxima prioridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *