Desmantelan transnacional del narcotráfico en Norte de Santander: Siete capturados

Sacaban la droga por pistas clandestinas venezolanas

Dos años de investigaciones coordinadas entre la Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional permitieron la desarticulación de una organización criminal transnacional dedicada al procesamiento de cocaína en el Catatumbo (Norte de Santander) y posterior tráfico a Venezuela. De la misma manera, se logró la captura de siete presuntos integrantes de la estructura.

Con el material probatorio recaudado se logró establecer que, una vez en territorio venezolano, un militar de alto rango de ese país coordinaba las labores para la recepción de la sustancia ilegal que era llevada a pistas clandestinas en donde se posibilitaba el despegue de pequeñas aeronaves hacia Honduras, Guatemala, México y Estados Unidos.

Según información oficial, al menos tres de estas naves fueron derribadas en Honduras; otras, se habrían accidentado por sobrepeso. Estos hechos, al parecer, se presentaron entre 2017 y 2018.

Los operativos

Acciones simultáneas por parte de autoridades colombianas en los departamentos de Cundinamarca, Norte de Santander y Meta permitieron la captura de Héctor Julio Rubiano Montenegro, alias ‘Boyaco’ o ‘Don Jediondo’, a quien la Fiscalía considera como el presunto cabecilla de la organización criminal.

Asimismo, fueron detenidos Víctor Julio Leal García, alias ‘Suspicio’ o ‘Chamo’; Luis Fernando Acosta González, alias ‘Pana’ o ‘Sebastián’; Atalíbar Ariza González, alias ‘Caimán’; Juan Carlos Pardo Alvarado, alias ‘Adrián’ o ‘el Flaco’; Julio César Echeverri Narváez, alias ‘Olafo’ o ‘Valentina’ y Jorge Eliécer Torres Prieto, alias ‘Memo’ o el ‘Calvo’.

Estas personas serían, según los investigadores, los encargados de todo el proceso de producción, transporte y comercialización de las drogas que eran enviadas al exterior.

Las pesquisas evidenciaron además que esta estructura delincuencial comercializaba la cocaína que producían en sus propios laboratorios, ubicados en La Gabarra (Norte de Santander), además de entablar los contactos necesarios para adquirir nuevas de droga cuando necesitaban completar los cargamentos.

Escuchas

Las interceptaciones telefónicas permitieron establecer que, entre el 26 de febrero de 2017 y el 14 de septiembre de 2018, los presuntos narcotraficantes enviaron 10 cargamentos de cocaína hacia países centroamericanos siendo, al menos, cinco las toneladas que sacaron en este periodo.

Igualmente, se pudo determinar que la capacidad de producción de los laboratorios era de 500 y 1000 kilos semanales de cocaína, lo que facilitaba el envío frecuente de las sustancias prohibidas hacia el exterior.

La comunicación entre instituciones colombianas y centroamericanas pusieron al descubierto que el 14 de septiembre de 2018, entre las ciudades hondureñas de El Progreso y San Pedro Sula, fueron capturadas dos personas de la red criminal quienes portaban 464 kilos de clorhidrato de cocaína. Dicha cantidad era transportada en un camión tipo grúa de placas AAP 0415 por Pablo Montesinos y Francisco Castillo Torres, oriundos de ese país.

En el curso de la investigación realizada por la Dirección Especializada contra el Crimen Organizado de la Fiscalía fueron capturados, en julio de 2017, Jesús Alfonso Acosta Guzmán y Jhon Henry Acosta Barreto quienes movilizaban 350.000 dólares en un vehículo particular provisto de una caleta electrónica.

Los hombres fueron detenidos en el occidente de Medellín cuando, al parecer, intentaban llevar el dinero hasta Bogotá. Dicha suma habría sido recibida en una casa de cambio de la capital antioqueña, siendo esta la manera como la organización criminal intentaba darle apariencia de legalidad a los recursos producto de la actividad ilícita. Un proceso similar se replicaba en Bogotá y Cúcuta. Estas dos personas fueron condenadas por lavado de activos.

Los cargos

Seis de los siete capturados en esta operación transnacional no aceptaron los cargos que como presuntos responsables de concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico y tráfico de estupefacientes agravado le fueron imputados por la Fiscalía General de la Nación. Uno de los procesados, alias ‘Caimán’, aceptó cargos como cómplice de narcotráfico.

Un juzgado de control de garantías de Antioquia cobijó con medida de aseguramiento en cárcel a los implicados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *