A la cárcel por “cartel de enfermos mentales” de Sucre

justicia-juez

Por el llamado cartel de los enfermos mentales en Sucre, el Juzgado 4 Penal Municipal de Sincelejo, con función de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en centro carcelario contra 4 personas.

Se trata de José Jorge Madera Lastre, ex secretario de Salud; Samir Gregorio Será Álvarez,  líder de auditoria Secretaría de Salud Departamental Sucre; Luis Alberto Fadul, representante legal de la Fundación Nuevo Ser, y Ronaldo Herazo Bertel, contador público personal del exgobernador Julio César Guerra Tulena.

Asimismo, fueron cobijados con medida de aseguramiento pero en el lugar de residencia Ernesto Bladimir González, representante legal de la Clínica Nuevos Amaneceres y quien aceptó cargos, y Efraín Jesús Suárez Arrieta, ex secretario de Salud departamental.  A este último se le impuso esta medida por enfermedad grave.

La Fiscalía General de la Nación investiga la presunta apropiación de cinco mil millones de pesos ($5,000.000.000) pagados durante los años 2012-2015 a través de resoluciones que estaban fundadas en documentos falsos, los cuales registraban la prestación de servicios hospitalarios a pacientes mentales que no padecían tal enfermedad.

Los médicos tratantes que aparecían registrados en las órdenes señalaron a las autoridades que no tenían contratos vigentes con las dos IPS investigadas y beneficiadas con los pagos, es decir, la Clínica Nuevos Amaneceres y la Fundación Nuevo Ser.

Igualmente, se detectó que los sellos usados no correspondían a los profesionales médicos relacionados en las órdenes, la literatura médica tampoco contaba con algún rigor científico puesto que a todos los pacientes se les ordenaban el mismo tratamiento y medicamentos, y su evolución clínica era similar.

Por correspondiente, los implicados son investigados por los delitos de peculado por apropiación, prevaricato por acción y concierto para delinquir.

Por estos hechos también fueron llevados a audiencia pública Nayibe del Carmen Padilla, secretaria de Salud de Sucre, quien al parecer proyectaba resoluciones que posteriormente eran firmadas por el gobernador. Ella se entregó a las autoridades  el 13 de marzo último y, tras su judicialización dos días después, el juzgado le impuso medida de aseguramiento domiciliaria, la cual fue apelada por la Fiscalía.

Por su parte Nadin Farrah Arrieta, auditor concurrente de la Secretaría de Salud Departamental de Sucre, también se entregó a las autoridades el 15 de marzo de 2017 y se legalizó su captura. En los próximos días el juez de garantías decidirá si se impone o no la medida de aseguramiento solicitada.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *