Asciende a dos el número de muertos por balacera en el barrio Recreo

Dos expolicías murieron este miércoles en un aparente caso de fleteo cometido por dos sujetos a bordo de una motocicleta, a los ocupantes de un vehículo en el barrio Recreo.

Las informaciones preliminares indican que dos hombres en una motocicleta Pulsar de color negro, interceptaron un vehículo Renault Sandero de color rojo, placas KMU 729, a la altura de la calle 57 con carrera 41.

Según testigos, el parrillero llegó hasta el automóvil y disparó no menos de 9 veces contra sus ocupantes.

Uno de ellos perdió la vida en el interior, mientras que el conductor resultó gravemente herido y fue remitido a la clínica La Merced, donde falleció cuando recibía atención médica.

Los dos expolicías laboraban como investigadores para la empresa Electricaribe.

Fueron identificados como Víctor Alfonso Chávez Padua, de 36 años, patrullero retirado de la Policía, presenta nueve heridas producida con proyectil de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo, su deceso se produjo al interior del vehículo; y Víctor Manuel Mendoza Mendoza, de 53 años, agente retirado de la Policía, presenta una herida producida con proyectil de arma de fuego en la región precordial lado izquierdo y falleció en la clínica La Merced.

Mendoza Mendoza, era hermano del periodista César Mendoza, corresponsal de Atlántico en Noticias.

Extraoficialmente se conoció que los delincuentes lograron sustraer un bolso de la parte trasera del vehículo, al parecer con dinero.

Según informó la Policía, momentos después de los hechos, en la calle 48 con carrera 37, los delincuentes dejaron abandonada la motocicleta Yamaha SZR, color negro, de placa JIV-63E; y según información suministrada por la comunidad, los delincuentes huyeron en un vehículo de servicio público tipo taxi, sin más características.

La institución indicó además que las imágenes quedaron registrada en la cámara de la Policía ubicada en el lugar de los hechos y se alertaron las unidades para la búsqueda, localización y captura de los agresores.

La Policía investiga si se trató de un caso de fleteo o de sicariato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *