En video: Policías agreden a pareja de jóvenes en el Norte de Barranquilla

agredidos-policia-dic13

Policías de vigilancia adscritos a la Metropolitana de Barranquilla agredieron a una joven pareja en la noche del pasado sábado cuando salían de un evento empresarial en el norte de Barranquilla.

El nuevo caso de abuso de autoridad fue denunciado por Jhann Rico, quien junto con su esposa Angélica Vanegas, fue víctima de los uniformados, quienes los golpearon y maltrataron, por negarse a una segunda requisa y posteriormente los condujeron a la UPJ.

De acuerdo a lo relatado por Rico, 2 motorizados de la Policía de vigilancia lo requirieron en la puerta de un hotel en el momento en el que esperaba a su esposa, quien asistía a una fiesta de fin de año de la empresa donde labora.

“Los policías me pidieron los documentos personales y los de la moto, me requisaron, revisaron el baúl y vieron que todo estaba bien, después mi esposa salió y se subió a la moto; en ese momento, uno de ellos nos pidió una nueva requisa, yo me negué porque ya lo habían hecho y además para poderla requisar a ella debían traer a una mujer policía”, narró el afectado.

“En ese momento, el policía me trató de arrebatar las llaves, nos empujó y caímos de la moto. Ahí empezó todo, me golpearon, me ahorcaban, me arrastraban, a ella también la agredieron cuando intentó defenderme”, agregó el joven Jhann Rico.

El hecho quedó registrado en un video grabado por compañeros de Angélica, quienes gritaban a los uniformados que no los agredieran, que la mujer estaba embarazada, pero eso no les importó a los uniformados.

De acuerdo a lo manifestado por los afectados, la mujer hacía 3 semanas se había practicado una prueba rápida de embarazo, con resultado positivo, y esa noche presentó cólicos y sangrado; una nueva prueba de embarazo realizada en Salud Total dio resultado negativo, por lo que sospechan que pudo haber perdido su bebé en medio de la trifulca.

Posteriormente fueron llevados a la UPJ, de allí remitidos a Medicina Legal para su valoración y nuevamente conducidos, por supuesta agresión a servidores públicos. Sólo ante la intervención de un defensor público, fueron puestos en libertad el domingo, según denunciaron.

Los jóvenes ya iniciaron las acciones legales, con la asesoría de abogados.

2 Comments

Leave a Reply
  1. Que tristeza que el personal encargado de garantizar nuestra protección y hacer cumplir nuestros derechos sean quien incumplan y rompan estas reglas, y mas que maltraten así a una mujer en estado de embarazo!

  2. Que ojala la intervención del Santo Padre; sirva para que el señor Senador se despoje de tanta arrogancia y prepotencia, reconozca sus errores y que deje trabajar al Señor Presidente en pos de buscar la paz. Ya que cuando fue presidente, no lo pudo lograr, ni siquiera lo intento. Porque su espíritu guerrerista no se lo permitieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *