12 ciudadanos conducidos por Migración Colombia tras proceso de verificación de venezolanos en la Terminal de Transportes

Tres extranjeros serán expulsados del territorio nacional mientras que 2 menores quedaron a cargo del ICBF. 

Doce ciudadanos venezolanos fueron conducidos por Oficiales de Migración Colombia a las oficinas de la entidad en la ciudad de Barranquilla, con el fin de validar su condición migratoria.

Los extranjeros fueron ubicados en un procedimiento de rutina realizado por el Grupo Especial Migratorio – GEM, en las instalaciones de la Terminal Metropolitana de Transportes de Barranquilla, ubicada en jurisdicción del municipio de Soledad, y harían parte del grupo de 112 personas que, desde hace varios días, permanecen asentadas a las afueras de este lugar.

Según informó la Regional Caribe de Migración Colombia, la idea del procedimiento era atender una denuncia hecha por la ciudadanía por alteración del orden público y de paso revisar la condición de las personas que permanecen en cambuches improvisados en esta zona, en especial de los 28 menores que se encuentran ahí.

Tras adelantar el procedimiento correspondiente, del cual participaron, además, funcionarios de la Defensoría del Pueblo, el ICBF y la Policía Nacional, se logró evidenciar la condición de vulnerabilidad de dos menores de edad de 10 y 2 años, quienes quedaron a cargo de un equipo interdisciplinario del ICBF con el fin de generar las acciones para el restablecimiento de sus derechos.

Frente a los 12 ciudadanos extranjeros que fueron trasladados a las oficinas de Migración Colombia, la entidad precisó que uno de ellos era ciudadano colombiano, mientras que de los 11 restantes, todos de nacionalidad venezolana, 3 serán expulsados de manera discrecional y a los restantes se les iniciará la actuación administrativa correspondiente, la cual puede conllevar una medida de deportación.

Para Christian Krüger Sarmiento, director general de Migración Colombia, el procedimiento que se realizó en la terminal de transporte de Soledad, hace parte de las labores rutinarias que realiza el Grupo Especial Migratorio – GEM, en la lucha contra el contrabando, la migración irregular y en la recuperación del espacio público.

“El Estado colombiano le ha tendido una mano al pueblo venezolano entendiendo la compleja situación que vienen atravesando. Sin embargo, el tender la mano no quiere decir hacerse el de la vista gorda frente a otras situaciones que en ocasiones, pueden llegar a alterar el orden público y la seguridad nacional. Y en esos casos, pueden tener la seguridad, que actuaremos con todo el rigor de la ley… Los controles que hacemos buscan garantizar la seguridad de nacionales y extranjeros, restaurar los derechos de aquellos menores que están en condición de vulnerabilidad, pero sobretodo mantener esa migración ordenada y segura, que todos queremos”, afirmó Krüger Sarmiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *