Decenas de reses fallecieron en Aguada de Pablo tras beber agua del Embalse de El Guájaro

Sin explicación alguna sobre la muerte de manera simultanea de al menos 40 reses, se encuentran sus propietarios en el corregimiento de Aguada de Pablo, en la tarde de este miércoles.

Según los pequeños ganaderos los animales fueron muriéndose uno a uno, luego de beber agua del embalse de El Guájaro.

Lo mismo ocurrió con otros animales como garzas, perros y todo aquel animal que se acercaba a beber el agua, que en su momento, según ellos, presentaba un color azul, por lo que consideran estaba contaminada.

Al lugar acudieron autoridades como el ICA, la Policía y la secretaría de Salud del municipio de Sabanalarga, quienes estuvieron hasta altas horas de la noche para verificar la extaña muerte de estos animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *