Es urgente que se adopten medidas para preservar el Parque Isla de Salamanca: Concejal Carbó

El concejal de Barranquilla Ramón ‘Chacho’ Carbó Lacouture solicitó a las autoridades nacionales investigar si existe una relación entre las quemas en el parque Isla de Salamanca, que causan una grave afectación a la salud en la ciudad, con actividades políticas con miras a las próximas elecciones de autoridades locales que se realizarán en el mes de octubre.

Ante la directora nacional de Parques, Julia Miranda, quien asistió al concejo de Barranquilla para exponer la posición del gobierno nacional ante la problemática de contaminación por las quemas, Carbó Lacouture también pidió investigar si existe relación entre las invasiones al parque Isla de Salamanca y un proyecto de construcción de una vía, precisamente en el sector en donde se han producido las quemas.

“Es urgente que se adopten medidas tendientes a preservar el Parque Isla de Salamanca porque el deterioro de este importante ecosistema afecta directamente a Barranquilla ya que las quemas de los manglares no solamente causan contaminación en nuestro territorio afectando la salud de los barranquilleros, sino que, además, acaban con el hábitat de un importante número de especies”, expresó el concejal del Partido Liberal.

Carbó Lacouture recordó que en 1988 el parque Isla de Salamanca, junto con el Santuario de Fauna y Flora de la Ciénaga Grande de Santa Marta, fue declarado sitio Ramsar de importancia mundial.

“El problema va más allá de unas quemas, porque éste no es un humedal cualquiera. En Colombia hay seis humedales importantes a nivel mundial y el parque isla de salamanca es el primero y el ecosistema de mayor productividad en el mundo”, agregó Carbó al referirse a la necesidad de un plan para protegerlo de las afectaciones causadas por intereses económicos y políticos que se quieren aprovechar de su excelente ubicación geográfica.

En opinión de Carbó, en esta zona de reserva hay una serie de problemas que se suman a los incendios, como son las invasiones, la cacería y la pesca ilegal, la contaminación, la sedimentación, la erosión, la muerte de los manglares y la pérdida del hábitat de la fauna y la flora.

“Acá también hay graves problemas como la delincuencia, el narcotráfico y los intereses portuarios y a eso hay que sumar que desde hace más de veinte años o tenemos un plan de manejo Ramsar para la zona”, indicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *