Estudiantes de Cabica cuentan con transporte y ya no caminan 4 horas diarias

Los jóvenes de secundaria caminaban 7 kilómetros para ir y regresar al colegio todos los días.

Los 20 estudiantes de secundaria de la Institución Educativa Josefa Donado que residen en la vereda Cabica debían levantarse a las cuatro de la madrugada para alistarse lo más rápido posible y empezar una larga travesía a pie durante dos horas para llegar al colegio ubicado en área urbana del municipio.

“Nos íbamos y regresábamos a pie, porque no teníamos transporte y  la caminata era muy larga. Cuando nos íbamos era mucho el sol que pegaba y nos daba dolor de cabeza. Entre veces nos íbamos acompañados por los otros compañeros o sino me iba sola”, expresó la estudiante Yuranis Orozco. Los estudiantes se tomaban el mismo tiempo para regresar a sus casas, es decir dos horas.

El recorrido de la casa al colegio y de este a sus hogares significaba 7 horas diarias de caminata, pero esta dura realidad cambió. Por gestión de la Alcaldía y la primera gestora social, Alba Olaya, los estudiantes cuentan con un transporte que los recoge a las seis de la mañana en la vereda y los lleva hasta el colegio y a las dos de la tarde los regresa a sus casas. Las extenuantes jornadas de ida y regreso a su casa, por el largo camino y el inclemente sol son ahora un recuerdo.

“Es un beneficio para los niños que tenían una dura jornada caminando hasta el corregimiento de Cabica. Cuatro horas caminando ida y vuelta y hoy tienen su transporte”, resaltó Joaquín Castro, rector de la Institución Educativa Josefa Donado.

El alcalde de Soledad, Joao Herrera, en compañía de la primera gestora social de paz, Alba Olaya llegaron hasta las instalaciones de la institución a verificar el buen funcionamiento del transporte. Allí fueron recibidos con mensajes de agradecimiento por parte de los alumnos.

El mandatario municipal aseguró que su administración viene trabajando en importantes proyectos para transformar la calidad de vida de los habitantes de la vereda Cabica. “Gracias a la primera dama, esto es un trabajo de ella. Estos niños, todos los días debían recorrer 7 kilómetros a pie para llegar hasta su colegio, ahora lo hacen en un bus como debe ser, que los recoge a los seis de la mañana y los trae a Josefa Donado, luego los recoge a las dos de la tarde y los lleva, después de un almuerzo tipo buffet. En Cabica el cambio también se siente”, anotó el alcalde de Soledad, Joao Herrera.

La primera gestora social de paz, Alba Olaya, se mostró muy satisfecha luego de esta importante gestión que beneficia a los estudiantes de secundaria del Instituto Educativo Josefa Donado, que residen en la vereda Cabica. “Con el se alcalde, Joao Herrera, estamos muy felices, con la administración, y con las familias de Cabica. Le damos gracias a Dios porque este un sueño hecho realidad. Su bienestar es muy importante para nosotros”, concluyó.

El alcalde y la primera gestora, se contagiaron de la alegría de los estudiantes y emprendieron con ellos el viaje de regreso a sus casas, juntos compartieron, cantaron y agradecieron por este acto de amor, como lo calificaron los beneficiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *