20 víctimas de atentado eran cadetes, confirma Director de la Policía

Visiblemente conmovido, el director nacional de la Policía, general Óscar Atehortúa, dio a conocer que de los 21 fallecidos, 20 era cadetes. El oficial cifró en 68 los heridos, entre ellos una niña de 3 años de edad, por el atentado ocurrido en la escuela General Santander de Bogotá.

«Pido a ustedes y a todos los colombianos seguir unidos», pidió el alto oficial, quien sacó fuerzas para decir que «sentía un profundo dolor», pero que la institución seguiría trabajando en otros ámbitos. «La Policía no va a ceder», anotó.

El oficial cifró en 68 la cifra de heridos, que fueron atendidos en distintos centros asistenciales. De los lesionados 59 ya están en sus casas; nueve de ellos están en delicado estado de salud e incluso en UCI y cirugía.

Del grupo de fallecidos, ya hay 4 plenamente identificados, entre ellos la cadete ecuatoriana Erica Chico y los cadetes colombianos Steven Prada Riaño, Iván René Muñoz Parra y Cristian Camilo Maquillón.

El Director de la Policía indicó que solicitó a la Fiscalía la identificación plena de los cadetes muertos, a través de pruebas de ADN.

«Tan pronto conocimos el hecho, activamos el protocolo del más alto nivel que tiene la Policía Nacional, activamos la sala de crisis de carácter nacional y se dispuso que el subdirector general de la Policía se trasladara al lugar de los hechos, a la Escuela General Santander,  teniendo previamente varias precauciones», manifestó sobre lo que hizo la Policía desde el momento del atentado.

Una de las primeras órdenes fue que todas las capacidades de la Policía, en antiexplosivos, se volcaran a las calles para verificar y revisar que no hubiera otra novedad.

Comentó que se activaron todos los protocolos y los procedimientos para evacuar heridos. El Director de la Policía reconoció y agradeció la colaboración del Alcalde de Bogotá, para la atención y el socorro de los heridos.

«Pedimos que todos los alumnos de la escuela general Santander dejaran el lugar de la conmoción se ubicarán particularmente en una zona de seguridad, y que les facilitaran unos celulares para que empezaran a comunicarse con sus familias y les dieran tranquilidad», contó.

La mayoría de los cadetes regresó a sus casas, como parte de las recomendaciones de la ayuda psicosocial

El Director de la Policía ordenó también que arquitectos e ingenieros evaluaran los daños materiales que sufrió la infraestructura de la escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *