Apoyo «a largo plazo» pide Colombia a la UE ante reto migratorio venezolano

El gerente de Colombia de la frontera con Venezuela, Felipe Muñoz, pidió este jueves a la Unión Europea (UE) y los demás socios internacionales apoyo «a largo plazo» para que el país pueda dar respuesta a la crisis de los migrantes venezolanos, que ha adquirido unas «proporciones épicas».

«Esto realmente llegó para quedarse», dijo Muñoz a un grupo reducido de medios en Bruselas, donde explicó que Colombia ha absorbido a 1,3 millones de venezolanos de los 4 que se calcula que han abandonado su país a causa de la crisis económica y política, de los cuales un 60 % ha sido regularizado.

A esa cifra se añade el desafío de gestionar a los 800.000 venezolanos que cruzaron Colombia el pasado año en su camino hacia otros países de América Latina o la inmigración pendular que mueve diariamente a miles de personas entre los dos países, indicó.

La crisis migratoria venezolana, a su juicio, puede poner en riesgo el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible de su país y acarrear «otras serias circunstancias de seguridad muy críticas», con dimensión de «amenaza regional». Ante esa situación, Muñoz dejó claro que Colombia «no va a cerrar las puertas a los venezolanos» y añadió que quiere convertir este desafío «en una oportunidad».

Aseguró que Colombia continúa tratando de asimilar a la población que llega desde Venezuela y, aunque actualmente sólo un 33 % permanece en localidades fronterizas y un 67 % es derivado a otras ciudades del país, se ha instalado en Maicao, en la Guajira, un «campamento transitorio para los más vulnerables», especialmente mujeres y niños, donde son estabilizados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *