Por caso Odebrecht, a declarar ante la Fiscalía exdirector de Invías

Ante la Fiscalía General de la Nación, deberá declarar este jueves-durante entrevista- el exdirector del Invías durante el periodo 1999- 2000, Álvaro Mantilla, por el escándalo de corrupción de la constructora brasilera Odebrecht.

El exfuncionario deberá responder el interrogatorio del organismo investigador por las presuntas irregularidades que se habrían presentado en la entrega del contrato para la ejecución del Proyecto de La Ruta del Sol Sector Dos en el año 2009.

Mantilla, deberá responder preguntas sobre la forma en cómo se entregó el millonario contrato y cómo fue el proceso de licitación para la entrega del mismo, a la compañía cuando prestaba sus servicios como abogado.

Igualmente fue citado el jurista Miguel Ricaurte Lombana, abogado de OHL-Colombia, que también participó en la licitación.

Los fiscales de la Unidad Anticorrupción a cargo de la investigación ordenaron también nuevas inspecciones judiciales a la sede de Odebrecht en Colombia, en el norte de Bogotá y solicitaron de manera expresa a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) que entregue toda la documentación, el detalle los contratos con la brasilera entre 2009 y 2014.

Todo será sumado a las diligencias que ya adelantó la Fiscalía y que según el propio Néstor Humberto Martínez dejarían en las primeras semanas del mes de enero de 2017 importantes resultados.

Según un documento emitido por la corte del distrito este de Nueva York, la constructora brasileña Odebrecht, pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos en 12 países, incluido Colombia. En el caso del país, entre 2009 – 2014, la compañía hizo pagos por sobornos de alrededor de 11 millones de dólares para asegurar contratos de obra públicos, lo que le reportó beneficios por más de 50 millones de dólares.

Los tentáculos corruptos de la constructora brasileña también llegaron a Angola, Argentina, Brasil, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela y se hicieron en relación con “más de 100 proyectos constructores según los documentos divulgados por del Tribunal del Distrito Occidental de Nueva York.

En Colombia, entre 2009 – 2010 Odebrecht, además de los sobornos, acordó y pagó a través de la División de Operaciones Estructurales un soborno de 6.5 millones de dólares a un alto funcionario para obtener asistencia que le permitiera ganar los contratos.

Esto significaría que los sobornos de la constructora brasileña comenzaron hacia el final del segundo mandato de Álvaro Uribe y se extendieron en el Gobierno de Juan Manuel Santos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *