Consolidar la paz, dejar los odios y más justicia social seguirán siendo prioridades del nuevo capitán, afirmó el Presidente Santos

El Presidente Juan Manuel Santos recordó este lunes que se acerca el final de su gobierno y le deseó buen viento y bena mar a su sucesor, que –dijo– seguirá teniendo como prioridades la consolidación de la paz, la reconciliación, dejar atrás los odios y más justicia social.

“Apenas la nave del actual gobierno toque tierra firme en unos meses, habrá cambio de capitán. Colombia deberá seguir navegando hacía su puerto de destino con nueva tripulación y nuevas coordenadas”, expresó el Mandatario en el Foro Internacional ‘El estado del Estado’.

Agregó que ese “es el juego de la democracia. La consolidación de la paz, la reconciliación, dejar atrás los odios, y la búsqueda de más justicia social, seguirán siendo prioridades”, subrayó.

El evento, organizado por Función Pública, se llevó a cabo en el Holtel Tequendama y tuvo como conferencista al historiador y escritor Malcolm Deas, de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

“Pensar en grande, definir el puerto y mantener el curso; construir sobre lo construido; hacer lo correcto, así sea impopular; y paciencia, ¡mucha paciencia!, sería mi humilde consejo”, dijo el Presidente y agregó que “al nuevo capitán, quién quiera que sea, todos debemos desearle buen viento y buena mar”.

El Jefe del Estado presentó un balance de sus casi ocho años de gestión en los diversos frentes entre ellos la salud, la economía, la educación y la infraestructura.

Comentó que “toda persona, toda empresa o todo gobierno deben tener una visión, un sueño, unos objetivos” y en su caso siempre ha tenido en mente un puerto de destino.

“Los gobiernos, en particular, deben tener muy claros no solo sus objetivos y prioridades, sino también cómo hacerlos realidad”, expresó el Presidente Santos, y precisó que los dos grandes propósitos nacionales, su puerto de destino, cuando asumió la Presidencia, eran la paz y la búsqueda de una mayor equidad.

Recordó que “en el 2010, el principal problema de Colombia seguía siendo la guerra con las FARC, que completaba 46 años sin resolverse, a pesar de los diversos esfuerzos de mis antecesores para lograrlo”.

“El otro gran problema del país era –y sigue siendo– la pobreza y la desigualdad, agravadas entre otras razones por la guerra y por la corrupción”, indicó.

Tras citar los avances logrados, el Presidente de la República dijo que “los resultados están a la vista. Las cifras no mienten”.

“Nos falta muchísimo por supuesto (…) Nos van a criticar por muchas cosas. Es apenas normal. Sin duda cometimos errores. Se pudo hacer más –siempre se puede– y soy el primero en reconocerlo”, agregó.

Pero afirmó que “uno uno de los objetivos fundamentales, el de dejar un país más equitativo con una economía más sólida, se logró” y “el otro gran objetivo, el de la paz, también se logró. Les dejamos a nuestros hijos una Colombia sin FARC, como grupo armado”.

“Ya se vislumbra, entonces, el puerto de destino. Un país en paz –que logró terminar más de medio siglo de conflicto con la guerrilla más poderosa y vieja del continente–, y un país con menos pobreza y menos desigualdad. En fin, hay muchísimas más razones para ser más optimistas que pesimistas”, concluyó el Presidente Santos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *