De ser un país estigmatizado, Colombia es invitado de honor en organismos internacionales

Los grandes avances en materia laboral y social hechos por Colombia en los últimos 8 años lo han llevado de ser un país estigmatizado, a ser invitado de honor para mostrar sus trascendentales logros. Así lo acredita la presentación del Presidnete Juan Manuel Santos este viernes, ante la Asamblea de la Organización Internaiconal del Trabajo (OIT).

El Primer Mandatario recalcó los grandes objetivos alcanzados por su Gobierno, el primero de ellos, poner fin a un conflicto de más de 5 décadas con la guerrilla más poderosa del continente, muchos de los cuales no hubieran sido posibles sin la asistencia y acompañamiento de la OIT.

‘Durante décadas, la OIT cuestionó la situación laboral de Colombia y con razón, en particular, la relacionada con la violencia contra sindicalistas, y la falta de sentencias condenatorias. Los esfuerzos que hemos hecho como Estado y la asistencia técnica de la OIT han hecho posible que hoy nuestro país tenga una realidad distinta, una mejor historia que contar’, indicó el Jefe del Estado.

Se cerró un ciclo de violencia

Agregó que gracias a la paz, se está cerrando un ciclo marcado por hechos de violencia y por señalamientos de ser un país que no respetaba los derechos ni de los trabajadores ni de los empresarios.

“El progreso en estos últimos años ha sido significativo y hemos sentado las bases para avanzar más. Tenemos una economía más robusta, más sólida, con baja inflación y la tasa de inversión más alta de la región. Una economía que, a diferencia de economías similares en América Latina, no dejó de crecer”, expresó.

Mencionó que el país sacó de la pobreza a más de 5,4 millones de personas y generó más de 3,5 millones de empleos, con grandes avances en la lucha por la desigualdad, en los que el país aún tiene mucho camino por recorrer.

“Los avances macro económicos los hemos traducido en mejores indicadores sociales. En este gobierno iniciamos una medición más estricta y completa para hacerle un mejor seguimiento a la lucha contra pobreza”, expresó.

Avances sociales

Igualmente, indicó que la educación ha sido un eje fundamental del Gobierno, duplicando la inversión y ubicando el presupuesto de ese sector en lo más alto de las asignaciones gubernamentales.

También se decretó la educación gratuita, del primero al último grado, en los colegios públicos; se lanzó un programa muy ambicioso de cuidado integral para los niños desde la primera infancia; aumentó significativamente el acceso a la educación superior; y se logró cobertura universal en materia de salud.

De la misma forma, el déficit habitacional bajó en más del 50%, construyendo más de millón y medio de viviendas y se le dio a 280.000 familias de los sectores más vulnerables, casas totalmente gratis.

“O sea, nos hemos esforzado por hacer realidad lo que hemos llamado un gobierno de derechos, en el que la paz y la protección de los derechos fundamentales de la población fueron nuestra carta de navegación”, precisó.

Avances laborales

Añadió que el país pasó de estar a punto de ser expuesto a una comisión de encuesta, a ser llamado una sola vez desde el 2010, a presentar informes en la Comisión de Aplicación de Normas por el Convenio sobre Inspección del Trabajo, después de haber sido convocado constantemente por 20 años.

Los esfuerzos del Gobierno han estado centrados, de la misma forma, a combatir la intermediación laboral indebida. Desde el 2014 hasta la fecha se han impuesto sanciones por cerca de USD$96 millones.

En cuanto a las convenciones colectivas, en los últimos ocho años se han depositado en el Ministerio del Trabajo 2.950 de ellas y se han realizado tres negociaciones colectivas en el sector público, que han beneficiado a más de 1,2 millones de servidores públicos.

En Colombia también se siguen creando organizaciones sindicales. Desde 2010 se han creado 2.500 sindicatos, 59 federaciones y 4 confederaciones. En la actualidad, existen 10.900 organizaciones sindicales vigentes.

El país también se comprometió a fondo con la erradicación del trabajo infantil. La tasa nacional, que en 2011 se encontraba en el 13 por ciento, se situó el año pasado en 7,3 y la meta es que erradicarlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *