Error mortal: Dos niños murieron tras tomar medicamento que por equivocación entregó Cruz Verde

Médico les formuló a los niños Albendazol y la droguería les entregó Tramadol.

Dolor. Ese es el sentimiento que siente la familia López Torres en Bogotá, tras la muerte de sus hijos de 7 y 10 años, que ingieron por error un medicamento suministrado por la farmacia Cruz Verde y le dieron a la mamá de los niños el analgésico Tramadol, en lugar de Albendazol, un antiparasitario.

El hecho, que ocurrió en Suba,  se desencadenó cuando la mamá de los menores confiada del medicamento entregado por esa droguería se los dio a los niños, a quienes les dio sueño una vez lo consumieron. Horas después, en la tarde, los menores no reaccionaban, por lo que la mujer pidió ayuda a sus vecinos.

Según relató uno de sus vecinos a la FM, «ella gritaba que los niños, que algo le había pasado a los niños y fuimos pero no reaccionaban. Unos dicen que parecía que habían convulsionado”.

Los menores fueron trasladados a un centro asistencial en grave estado de salud, donde médicos preguntaron las causas que pudieron provocar la situación. La mamá contó que los niños habían tomado un purgante, que les recetó el médico, pero que los frascos ya los había botado.

Vecinos tratando de ayudar a la mujer fueron hasta el shut de basura del conjunto y encontraron la fórmula médica y los envases de los medicamentos, que no concordaban entre lo recetado y lo entregado.

En la orden de medicamentos decía «Albendazol Suspensión Oral por 100 mg»sin embargo, lo que se le suministró a los menores fue «Tramadol Clorhidrato por 100 mg»

Cruz Verde reconoce error de farmaceuta

«Cruz Verde, sus socios, directivas y todos sus colaboradores lamentan profundamente los trágicos hechos ocurridos y expresan sus más sentidas condolencias y profundos sentimientos de solidaridad a la familia. Un inmenso dolor embarga a toda la organización», se lee en un comunicado publicado por la FM.

«Las investigaciones adelantadas con máxima celeridad han permitido concluir que se trató de un error personal en la dispensación de un medicamento equivocado por parte de la auxiliar farmaceuta de la farmacia de Cruz Verde, Santa Bárbara, quien desconoció de manera grave los estrictos protocolos para dispensación de medicamentos establecidos por la organización, así como la capacitación recibida. Esta funcionaria fue despedida con justa causa de manera inmediata”, añaden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *