Lanzan artefacto explosivo contra sede de Fecode en el barrio Teusaquillo, en Bogotá

Un artefacto explosivo fue detonado en la noche del jueves en la sede de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, en el barrio Teusaquillo de Bogotá, causando por fortuna solo daños materiales.

Así lo reveló el expresidente de Fecode Luis Grubert, quien rechazó este atentado, cuando el gremio de los educadores se encuentra en una negociación con el Gobierno Nacional sobre el pliego de peticiones.

El hecho se registró hacia las 11:30 de la noche y ocasionó daños en las fachadas adyacentes a la sede sindical.

“Esta sede tiene una pared que antecede la fachada de la edificación, lo cual ayudó a proteger para que los daños no fueran tantos”, señaló Grubert Ibarra.

Los educadores del país completan una semana en paro nacional indefinido exigiendo un incremento y nivelación salarial, además de mejoras en el servicio de salud, entre otras peticiones.

A través de su cuenta de Twitter Luis Gruber trinó: “El terrorismo, la calumnia, las amenazas y la bomba con que atacaron a fecode, no contendrán la justa lucha de los educadores Viva fecode”.

El siguiente es el comunicado oficial de Fecode, rechazando el atentado:

La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, rechaza de manera tajante el atentado sucedido frente a una de sus sedes en la noche del 18 de mayo.

Un artefacto explosivo detonó frente a su sede ubicada en la calle 35 con carrera 15 en Bogotá hacia las 11 de la noche. El suceso ocasionó daños materiales contra la sede y las casas vecinas. Si bien no hubo heridos, se constituye en un hecho sospechoso contra la seguridad del Comité Ejecutivo, de los trabajadores y de todos los maestros del país.

El Paro Nacional del Magisterio se ha caracterizado por ser fuerte pero absolutamente pacífico. El ingenio, la tenacidad y perseverancia de los maestros, estudiantes y padres de familia han estado por encima de cualquier acto de violencia, como caracteriza a los docentes.

FECODE exige medidas de seguridad para proteger la integridad del magisterio colombiano y su dirigencia. Este acto ha sido denunciado ante las autoridades competentes, que deben adelantar las investigaciones respectivas para determinar quiénes son los autores del mismo.

Hoy continuarán las negociaciones, en las cuales FECODE espera que el Gobierno presente soluciones concretas a las peticiones del Magisterio colombiano y no siga dilatando los diálogos con la excusa de la falta de recursos.

La Federación se mantiene firme. Llama al Magisterio, hoy más que nunca, a enarbolar las banderas de nuestro lema: “Escuela, territorio de paz”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *