Por combates entre el ELN y EPL, más de 200 personas se vieron obligadas a salir de sus hogares

Cerca de 200 personas de 50 familias del municipio de San Calixto, en Norte de Santander, se vieron obligadas a abandonar sus hogares debido a los combates entre la guerrilla del ELN y el EPL, considerado como una banda narcotraficante por el Gobierno, informó la ONU.

Los desplazados salieron de las veredas Villa Nueva, San José del Bajial, Mediagüita, San Ignacio y Guaduales, todas ellas en San Calixto, uno de los municipios que forman parte de la convulsa región del Catatumbo, explicó en un comunicado la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).

Los desplazados también abandonaron sus hogares por la instalación de artefactos explosivos en caminos veredales, así como en los alrededores de las escuelas de Villa Nueva y San Ignacio.

Este domingo, se produjeron nuevos enfrentamientos que han causado un “temor generalizado de la población y elevan el riesgo de ocurrencia de más desplazamientos, especialmente en líderes comunitarios de la zona que se encuentran bajo amenaza”, agregó la información.

Los combates entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Ejército Popular de Liberación (EPL) comenzaron en marzo pasado un duro enfrentamiento que las autoridades achacan al intento de los dos grupos por controlar las rutas de narcotráfico.

 

Tomado de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *