Un total de 730 bibliotecas participarán en la campaña ‘Leer es mi cuento en la biblioteca’

Las bibliotecas inscritas realizarán sus diferentes actividades a partir de junio, beneficiando a más de 492.000 niños y jóvenes, así como a 1.000 instituciones educativas. Lecturas en voz alta, tertulias y talleres son algunas de las actividades.

Con el objetivo de fomentar la lectura y atraer nuevos lectores a las bibliotecas públicas, la campaña ‘Leer es mi cuento en la biblioteca’, en su sexta versión, promueve el desarrollo de diferentes actividades de fomento a la lectura, en el marco de las cuales el Ministerio de Cultura entregará 800.000 ejemplares de los últimos cuatro títulos de la serie ‘Leer es mi cuento’. En total, participarán 730 bibliotecas que beneficiarán a 492.088 niños de 31 departamentos.

Entre las principales actividades que se llevan a cabo por parte de las bibliotecas, se encuentran la lectura en voz alta, tertulias literarias, talleres de escritura, hora del cuento, así como juegos de palabras y mesa como adivinanzas, crucigramas, sopa de letras, concursos de ortografía, entre otras.

Las jornadas de lectura se llevarán a cabo en las instalaciones de las bibliotecas públicas o en las escuelas. En las zonas rurales, las actividades se realizarán a través de los servicios de extensión bibliotecaria.

Antioquia, Cundinamarca, Boyacá, Santander, Valle del Cauca, Bolívar, Nariño y Cauca fueron los departamentos con la mayor participación en la convocatoria. Desde 2015, se han beneficiado más de 1’570.159 niños y jóvenes y se han entregado 3’252.304 libros de la colección.

Para esta versión, los últimos títulos de la serie ‘Leer es mi cuento’ están compuestos por: ¿Por qué el elefante tiene la trompa así?, de Rudyard Kipling;  ‘Canciones, rondas, nanas, retahílas y adivinanzas’, que recoge una selección de algunos juegos de palabras surgidos de la tradición popular;  ‘Aventuras de Ulises’, de Homero, en la versión de Charles Lamb y ‘Don Juan Bolondrón. Folclor español’, de Fernán Caballero.

Cada participante de la campaña recibirá un título de esta serie. Las actividades se realizarán a partir del mes de junio. Al finalizar las jornadas, los bibliotecarios deberán enviar evidencia de las mismas (videos, fotos, informes), así como los soportes de entrega de los libros al correo electrónico leeresmicuento@mincultura.gov.co 

Los bibliotecarios que difundan sus actividades de promoción de lectura a través de redes sociales, podrán etiquetar al Ministerio de Cultura y a la Biblioteca Nacional de Colombia y usar el hastag #LeeresmiCuento.

Así avanzamos en la construcción de un país de lectores

El Gobierno Nacional se propuso, desde 2010, aumentar el índice de lectura. Para cumplir este propósito se creó el Plan Nacional de Lectura y Escritura ‘Leer es mi cuento’, por medio del cual el Ministerio de Cultura, junto con el Ministerio de Educación Nacional, asumió el compromiso de convertir a Colombia en un país de lectores. Mientras que el Ministerio de Educación se ocupa de las bibliotecas escolares, el Ministerio de Cultura enfoca sus esfuerzos en las bibliotecas públicas, la primera infancia y los hogares colombianos de escasos recursos.

Los resultados de esta Encuesta revelan que, en las cabeceras municipales, los colombianos leen un promedio de 2,9 libros al año, incrementando la cifra de 1,9 libros leídos para 2012. Así mismo, la población lectora de las cabeceras municipales leyó en el 2017 un promedio de 5,4 libros al año, mientras que en el 2012 esta misma población leía 4,1 libros al año.

Adicionalmente, la Encuesta permitió establecer el rol fundamental que cumplen las bibliotecas del país en sus comunidades. Según los resultados, solo en 2017, más de 12 millones de colombianos fueron a las bibliotecas del país, casi 5 millones de personas más, respecto al 2012.

Este resultado da cuenta del impacto de las acciones del Ministerio de Cultura para fortalecer las bibliotecas públicas del país. Hoy, Colombia cuenta con 1484 bibliotecas públicas en los 32 departamentos, 210 de las cuales fueron construidas en los últimos ocho años en los lugares más apartados y golpeados por el conflicto. Todas estas bibliotecas han sido dotadas con libros y material bibliográfico, el 91% están conectadas a Internet y 1.302 modernizadas con tecnología complementaria. Además, 1.510 bibliotecarios públicos han sido formados en tecnologías y nuevos servicios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *