“Fronteras como la colombo-venezolana deberían ser punto de integración cultural, no de choque”: conversatorio en UniSimón

La migración, la ciudadanía y la interculturalidad en la frontera colombo-venezolana, bajo una mirada Wayuú, fue el tema principal del conversatorio ofrecido  en el Museo Bolivariano de la Universidad Simón Bolívar.

Los ponentes Rubia Luzardo y Nemesio Segundo Montiel, docentes de la Universidad del Zulia (Venezuela), ofrecieron una mirada etnológica, antropológica y de derechos humanos de la “crisis” en el hermano país, la cual tiene repercusiones la ciudadanía suramericana en general.

“Las fronteras latinoamericanas, como la colombo venezolana, deberían ser puntos de interacción e integración multicultural, no de choque”, sostuvo Luzardo, abogada y doctora en Ciencia Política.

El más reciente informe de Migración Colombia dio a conocer que, hasta el 30 de agosto pasado, 935.593 venezolanos estaban radicados en el país: 468.428 están en situación regular; 361.399, en proceso de regularización, y 105.766, irregulares, por haber superado el tiempo de permanencia o ingresado sin autorización.

El evento, organizado por el Centro de Investigación e Innovación Social (CIISO) de Unisimón, permitió una reflexión en torno a lo que no muestran esas cifras: la tragedia cultural que para los migrantes implica abandonar sus raíces, historias y seguridades.

“La desintegración de la familia en los barrios de Venezuela puede verse porque quedan los padres y ancianos, no hay comunicación hacia el exterior y los jóvenes que se van, solo vuelven cuando no consiguen oportunidades”, contó Montiel, especialista en Antropología aplicada y, al igual que Luzardo, integrante de la etnia Wayuu.

Además de estudiantes de Unisimón, en el conversatorio estuvieron presentes Yarelis Lara, directora del CIISO; Antonino Vidal, director del doctorado Sociedad y Cultura Caribe; el exministro de Minas, Amylkar Acosta Medina; la coordinadora de la Fundación Teknos, Lisbeth García Terán, y las docentes investigadoras Emma Doris López y la antropóloga Matilde Eljach, quienes expusieron conclusiones de las presentaciones de los conferencistas.

“Lo que está en crisis es el modelo económico neoliberal, no la interculturalidad, por eso lo que está ocurriendo en Venezuela es un desastre humanitario, pero también una ola de desintegración porque si se borran las diferencias, también se elimina la riqueza cultural”, anotó Eljach.

Para continuar con estos espacios de reflexión, el CIISO realizará el próximo jueves 25 de octubre el seminario internacional ‘Mujer migrante: sus derechos y protección’, a partir de las 2:00 p.m., en el auditorio Jorge Artel de Unisimón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *