Contraloría General de la República abre proceso de responsabilidad fiscal contra exgobernador del Cesar

La cuantía del daño dentro del proceso de responsabilidad fiscal es de más de doscientos dieciséis millones de pesos.

La Gerencia Departamental del Cesar de la Contraloría General de la República abrió proceso de responsabilidad fiscal contra el exgobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, el secretario de infraestructura de esa administración, Omar Enrique Maestre Velez y el supervisor de la obra, Said Lozano Lozano.  Asimismo, contra los integrantes de la Unión temporal La Paz en su condición de contratista  y contra los integrantes del Consorcio Interventoría.

Luego de las valoraciones técnicas practicadas dentro de la auditoria y dentro de la Indagación Preliminar, adelantadas a la obra en mención, la Gerencia Departamental del Cesar de la Contraloría General de la República, determinó la cuantía del daño patrimonial dentro de este proceso de responsabilidad fiscal en $216.772.009.

En el presente caso el daño patrimonial tuvo su origen en la ejecución del Contrato de Obra Pública No. 2013-02-0705, celebrado entre el Departamento del Cesar con la Unión Temporal La Paz, cuyo objeto era: “pavimentación de la avenida Ciro Pupo en el municipio de La Paz Cesar, por un valor de $3.944.968.239.01”. Obra que fue recibida a satisfacción a través de acta de entrega y recibo final de obra de fecha 22 de enero de 2014.

El informe técnico respectivo, que soporta la apertura del proceso de responsabilidad fiscal, fue emitido por un ingeniero civil de la Contraloría General de la República y relaciona las irregularidades en las que se puede tener certeza del daño.

De la verificación efectuada por la Contraloría General de la República, se evidenció que la obra presenta debilidades en calidad de obra y de procedimientos constructivos, demostrando la presencia de diferentes patologías en la estructura de pavimento, esto prueba los malos procedimientos constructivos, la deficiente interventoría y supervisión.

Los síntomas de deterioro  de la obra,  corresponden a: grietas transversales, grietas longitudinales, grietas de esquina, grietas en los extremos de los pasadores y grietas en bloque o fracturación múltiple.

Asimismo, los síntomas de desprendimiento corresponden a: desintegración, descascaramiento, perdida del sellante empleado en las juntas para evitar la entrada de agua, perdida de adherencia concreto/sello, fracturación o desprendimiento en junta con pérdida de bloque y figuración por retracción o tipo de malla.

Después de realizar la inspección ocular al sitio donde se desarrolló el proyecto, se evidenció la existencia de deterioros presentados en algunas losas de pavimento que, dado su magnitud y nivel de severidad, pueden llegar a generar marcadamente efectos indeseables sobre los usuarios de la avenida Ciro Pupo; tales como: disminución en los niveles de servicio de la vía, reducción en la velocidad de operación vehicular, mayores costos de operación vehicular, problemas marcados de seguridad vial.

La única instancia competente para tomar decisiones dentro de este proceso de responsabilidad fiscal es la Gerencia Departamental del Cesar de la Contraloría General de la República, la cual al momento de iniciar el mencionado proceso, tomó la decisión de adelantarlo dentro del procedimiento verbal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *