Cuatro mujeres colombianas ganaron escaños en Senado y Asamblea de Nueva York

Todas tienen un amplio trabajo con las comunidades en Estados Unidos.

Cuatro mujeres de origen o padres colombianos, alcanzaron escaños en el Senado y Asamblea de Nueva York, durante las elecciones realizadas ayer lunes en Estados Unidos.

Es la primera vez que cuatro colombianas logran esta distinción y representa el reconocimiento al trabajo que ellas vienen realizando con las diferentes comunidades. Son las siguientes:

Jessica Ramos. Feminista y Demócrata. Llega al Senado de Nueva York. “Soy nacida y criada en mi distrito y sé de las cosas que mis vecinos necesitan. Es el rinconcito del planeta que más quiero y quiero trabajar para que todos puedan vivir con la dignidad y el respeto que se merecen”, escribió en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con su perfil, su primer trabajo fue en un bufete de abogados de inmigración de Jackson Heights, donde conoció a trabajadores de la construcción que sufrían lesiones en el trabajo, lo que inspiró su compromiso con los derechos laborales y con la justicia racial y económica.

En su adolescencia, Jessica fue franca contra la pobreza y el desplazamiento interno de los colombianos. Fue elegida presidenta del Consejo de la Juventud Liberal Colombiana de Nueva York en 2002 y posteriormente fue elegida presidenta del Partido Liberal Colombiano de Nueva York en 2005.

Más recientemente, Jessica se desempeñó como Directora de Medios Latinos para la Ciudad de Nueva York. Como principal portavoz latina de la ciudad, Jessica ayudó a mantener a los 1.87 millones de residentes de habla hispana de la ciudad y a los medios comunitarios y étnicos en general, informados sobre los servicios e iniciativas gubernamentales.

Julia Salazar. Socialista-demócrata. Representará a Nueva York en el Senado. “Es oficial: Nos vamos a Albany. Gracias a todos y cada uno de ustedes que dieron su tiempo, sus recursos, y su talento a esta campaña. Vamos a seguir construyendo un #NY4TheMany. Un mundo mejor es posible porque lo estamos creando juntos. ¡Adelante!”, trinó.

En su perfil de campaña, Julia Salazar su propósito al postularse para el Senado en el Distrito 18 “es para llevar las preocupaciones de los trabajadores a los pasillos de Albany”.Como defensora, inquilina, feminista, socialista democrática, miembro de un sindicato y orgullosa hija de un padre inmigrante, Julia ha pasado su vida luchando por la justicia social en su comunidad. “Al unir a la gente para exigir un cambio, Julia es la líder que necesitamos para hacer de la Ciudad de Nueva York un lugar más seguro, más justo y más acogedor para todos”.

Julia, que nació en una familia de inmigrantes, asistió a escuelas públicas y comenzó a trabajar en un supermercado local cuando tenía 14 años para ayudar a llegar a fin de mes. Se apoyó a sí misma a través de la Universidad de Columbia como niñera y ahora es una orgullosa organizadora de personal para Judíos por la Justicia Racial y Económica, un socio clave en la coalición Comunidades Unidas por la Reforma Policial y líder en los Socialistas Demócratas de América. Como miembro de la comunidad de Bushwick, ella ha sido una incansable defensora de sus vecinos y compañeros inquilinos.

Catalina Cruz. Abogada con experiencia y líder en la reforma migratoria y los derechos de los trabajadores. Se convirtió en la primera DREAMer elegida en el estado de Nueva York.

Nació en Colombia, llegó a Queens a la edad de nueve años y vivió allí durante diez años sin documentación.

Según su perfil, a pesar de que su madre tenía un título avanzado en atención médica, tuvo que trabajar en pequeños empleos para llegar a fin de mes. Como madre soltera con cuatro hijos, limpiaba oficinas por la noche, vendía tamales y empanadas en los campos de fútbol los fines de semana y trabajaba largas horas como niñera durante la semana.

Inspirada por la perseverancia de su madre, Catalina ha comprometido su carrera para luchar por la comunidad, para garantizar que los trabajadores, vecinos y familias no sólo puedan sobrevivir, sino también prosperar.

Catalina comenzó su carrera como abogada de vivienda luchando para ayudar a mantener a los inquilinos y adultos mayores de bajos ingresos en sus hogares. Actualmente se desempeña como presidenta de la Asociación de Abogados Latinos del Condado de Queens. Durante los últimos 5 años, ha coordinado el programa de la Ley de la calle en español de la Asociación, que asesora a estudiantes de las facultades de derecho de St. John’s y CUNY y lleva presentaciones de “Conozca sus derechos” a las comunidades marginadas. Catalina es licenciada por el John Jay College of Criminal Justice y tiene un JD de la City University of New York School of Law. Catalina vive en Jackson Heights con su esposo.

Nathalia Fernandez. Hija de inmigrantes colombianos. “¡Muchas gracias a todos por todo el apoyo! Estos próximos dos años serán una batalla por una mejor educación, una mejor atención sanitaria y una legislación más progresista. Sigamos trabajando juntos como comunidad”, trinó tras conocer su elección en la Asamblea de Nueva York.

En su perfil se indica que Nathalia fue criada para entender el beneficio de una ética de trabajo sólida. Su padre, William, emigró con su familia de Cuba al Bronx a una edad temprana y comenzó su propio negocio pintando apartamentos en su adolescencia para ayudar a su padre a mantener a la familia. William comenzó su negocio y su carrera en Morris Park. La madre de Nathalia, Sonia, llegó a los Estados Unidos desde Colombia y encontró su hogar en el vecindario de Bedford Park.

El Bronx siempre ha sido un hogar lejos del hogar para Nathalia. Al graduarse de la Universidad de Hofstra, Nathalia se encontró como voluntaria para el cambio dentro del Bronx. Nathalia fue impulsada por su compasión por sus compañeros y vecinos, y no fue una sorpresa cuando se desempeñó en el Distrito 80 de la Asamblea como jefe de personal del exasambleista Mark Gjonaj.

Durante su tiempo en el Distrito 80 de la Asamblea, Nathalia ha dirigido numerosos proyectos e iniciativas. Bajo su dirección, la oficina de la Asamblea proporcionó pasantías y numerosas oportunidades de voluntariado a estudiantes de secundaria y universidad, organizó eventos y servicios de atención médica para personas mayores y planificó numerosos eventos comunitarios. El servicio público se convirtió en la pasión de Nathalia y proporcionó el cumplimiento que buscaba en su carrera.

A principios de 2017, Nathalia aceptó la posición de su vida, uniéndose a la Cámara Ejecutiva en el más alto nivel del gobierno estatal como el representante regional del Bronx para el gobernador Andrew Cuomo. Nathalia ha trabajado con todos los sectores del gobierno y las partes interesadas de la comunidad para promover proyectos y servicios que beneficien a los constituyentes. Además de sus numerosas responsabilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *