“En el 2015 no era Fiscal General sino un ciudadano”: Néstor Humberto Martínez

Picante y polémico. Así fue el debate de control político en contra del Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, por su presunta participación en el escándalo de Odebrecht y la Ruta del Sol II.

El debate empezó después de 4 de la tarde y continuará este miércoles, luego de que el primer vicepresidente del Senado Eduardo Pulgar, actuando como presidente, levantara la sesión pasadas las 11 de la noche, sin que los convocantes hicieran uso de su derecho a réplica, tras las intervenciones del Fiscal y congresistas que respaldaron a Martínez Neira.

Hubo de todo en el Capitolio. La oposición le dio con todo al actual Fiscal. Los senadores Jorge Robledo, Gustavo Petro y Angélica Lozano, expresaron sus argumentos y pidieron la renuncia del jefe del ente judicial.

El moderador Ernesto Macías, presidente del Congreso, se notó nervioso y fiel a su estilo dejó una ‘perla’ matemática que desató las risas en el parlamento.

El hecho curioso en el Congreso estuvo a cargo del senador Armando Benedebetti, frecuente contrincante del Fiscal. El congresista disfrutó el debate e incluso consumió crispetas mientras se arremetía en contra de Martínez Neira.

El Fiscal pisó el capitolio después de tres horas de debate. Llegó sonriente y tranquilo, saludando a unos y a otros ni los miró. Después se defendió con rabia, desafío y con un exceso de ironía muy marcado.

Las intervenciones de Robledo y Petro

El senador del Polo Democrático, Jorge Robledo, fue el primero en tomar la palabra en el debate contra el Fiscal General.

“Vamos a demostrar que Martínez está involucrado hasta el alma en este proceso de corrupción”, indicó.

“Jorge Enrique Pizano declaró ante la Superintendencia de Comercio y pidió que llamaran a declarar a Néstor Humberto Martínez porque con todo lo que él le informó en 2015 no pasó nada”, agregó.

Robledo manifestó que Martínez llegó a la Fiscalía sabiendo todo lo que había pasado con Odebrecht, por lo que su finalidad era “proteger el poder económico y político”.

“Martínez ocultó varios elefantes. Todos los negocios de Sarmiento. Resultó que archivó el proceso de Navelena y luego encontramos que su oficina asesoró ese negocio. Él es astuto, tiene 24 razones sociales con las que contrata y su hijo es el abogado ahora”, expresó.

Petro, por su parte, señaló que desde el día uno sabemos que Odebrecht y el Grupo Aval participaron en cinco episodios de sobornos.

Sobre el Fiscal se preguntó: “¿Cómo va a investigarse a sí mismo con unos sobornos de tres millones de dólares?”.

“Martínez hizo la propuesta como abogado de la adición Ocaña-Gamarra y luego como miembro del gabinete en el gobierno Santos, él mismo aprobó su propuesta”, agregó.

¿El que la hace la paga?

Después de Petro, tomaría la palabra el senador Álvaro Uribe Vélez, para pedir una interrupción del debate, con el fin de escuchar la alocución del Presidente de la República, Iván Duque.

La declaración del mandatario fue inoportuna y nadie le prestó atención.

El turno al micrófono llegó para la senadora Angélica Lozano, quien de inmediato señaló que Néstor Humberto Martínez no debió ser electo como Fiscal General de la Nación, “por sus conflictos de interés, económicos y políticos”.

“¿De qué sirve que el Fiscal Martínez se declare impedido a regañadientas en uno o dos ‘casitos’ cuando hay otras 15 líneas de investigación?”, se preguntó la senadora.

Afirmó que no cuenten con el Partido Verde para sostener a un Fiscal que tapa la corrupción.

“Ojalá que Martínez renuncie y que sea pronto porque la demora le hace daño al país” , expresó.

“El que la hace la paga y usted tiene que pagar”, le indicó al Fiscal General.

Reacción feroz 

Néstor Humberto Martínez tomó el micrófono y segundos después señaló que asistió al debate por su honor y su integridad moral.

El Fiscal entró en materia y se refirió a los audios revelados por Noticias Uno, días después de que falleció el ingeniero civil Jorge Enrique Pizano.

Según el jefe del ente judicial, “para las fechas de las grabaciones divulgadas, no se sabía que Odebrecht había pagado sobornos en los países en los que operaba”, pese a que en el audio le señala entre risas a Pizano que estaban hablando de coimas.

Después se defendió diciendo que cuando tuvo contacto con Pizano y se enteró de todo lo que estaba pasando con Odebrecht y la Ruta del Sol II, siendo abogado del Grupo Aval, era un ciudadano del común y no un funcionario público.

“En el 2015 Martínez Neira no era Fiscal General sino un ciudadano y ahora se le cuestiona como si en aquel entonces fuera servidor público y tuviese unos deberes especiales de denuncia e investigación”, expresó Martínez.

Después menciona su defensa sobre la segunda grabación, revelada en este caso por El Espectador, cuando se descubre que él mismo le señala a Pizano los delitos que se estaban cometiendo.

“En grabación de 26 agosto 2015, Martínez Neira hace resumen de concepto de abogado penalista en donde se relacionan posibles delitos bajo el supuesto de hecho de que ‘exista algún faltante de dinero’. El asesor jurídico precisa que es necesario hacer una auditoría forense”, afirmó.

Agregó minutos después que, en 2018, Pizano le manifestó que no conocía que delitos se estaban cometiendo. Ilógica esta afirmación del Fiscal, a sabiendas de la angustia que padecía el excontroller, por la que debió acudir a la Superintendencia de Industria y Comercio, para que “ojalá llevarán al estrado a Néstor Humberto Martinez”.

Luego mencionó una declaración juramentada del ingeniero fallecido. Esta data en julio del 2017 y el excontroller entregó información por $16.981 millones.

“El 25 de julio de 2017, la Fiscalía dio a conocer que el valor de las coimas en la Ruta del Sol ascenderían a más de $84.000 millones”, indicó el Fiscal.

“Y ahora hablan de que yo sabía de 50 millones. ¡No sean bribones! Hasta donde quieren llegar en esta infamia!Por fortuna está grabado en la boca, en la voz de mi amigo Pizano”, agregó.

El jefe del ente judicial agregaría que si le prestó atención a lo que decía Pizano.

El testigo “envenenado”

El Fiscal mencionaría después el contrato de Ocaña-Gamarra y hablaría del papel de Luis Fernando Andrade, exdirector de la Agencia Nacional de Infraestructura, investigado por el caso Odebrecht.

“A Jorge Enrique Pizano antes de morir lo envenenaron. Lo envenenaron de odio contra el fiscal general de la Nación”, expresó en referencia del exfuncionario de la ANI.

Posteriormente, habló de es última entrevista que dio Pizano a Noticias Uno. Según el Fiscal, habló con Alejandro Pizano, hijo del ingeniero.

Esta conversación se dio días antes de que el excontroller muriera producto de un infarto. Ya el Fiscal había manifestado en varias ocasiones que la familia de Pizano “confía en la Fiscalía”.

Se quebró al hablar de Alejandro Pizano, quien supuestamente le envió un mensaje de lo que se estaba fungiendo.

“El periodista Iván Serrano le dijo a Jorge Enrique Pizano que la directora de Noticias Uno había preferido sacar un informe de tala de árboles y no su entrevista”, afirmó el Fiscal.

“La familia nos ha dicho que Jorge Enrique Pizano quedó muy mal después de todo esto, cuando no le sacaron la nota que le habían ofrecido. Falleció en medio de la desesperanza”, aseguró.

Luego acusó a Petro de reunirse con Andrade, según los rumores del barrio Los Rosales. “Juntos Petro y Andrade, que se entere todo el país”, puntualizó entre risas.

Segundos después habló de la unión de Robledo y Petro para este debate y les recordó que la última vez que los vio juntos fue para “verlos levantar las manos de Samuel Moreno”, exalcalde de Bogotá.

“Desde hace 2 años piden mi cabeza. Colombia, aquí ha venido su Fiscal General a hacerle cuentas de lo que hemos hecho”, indicó.

“No me dejare constreñir, no me dejaré atar, por quienes quieren encubrir acciones de aquellos que participan de la corrupción”, finalizó.

¿Qué pasará?

Después de todas estas intervenciones es claro que, el Fiscal, queda debilitado ante la opinión pública. Sus declaraciones sobre Jorge Enrique Pizano dejan muchas dudas y es notorio que el exontroller no confiaba en su manera de actuar.

Tampoco es muy creíble su relación tan cordial con Alejandro Pizano. El hijo del excontroller tuvo que saber la angustia que vivía su padre, la misma que reflejó en agosto ante la SIC.

Martínez se mostró desafiante e irónico ante el debate. Es obvio que por su cabeza no pasa renunciar. ¿Qué pasará?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *