Piedad Córdoba denunció penalmente a organizadores de debates presidenciales a donde no fue invitada

La excandidata presidencial Piedad Córdoba Ruiz denunció penalmente a los directores de dos medios de comunicación, entre estos la Revista Semana y El Heraldo;  al rector de la Universidad del Norte y a la directora del Canal TeleAntioquia, por lo que ella llamó “evidentes actos discriminatorios que conlleva el no permitir mi participación en los debates televisivos de los candidatos a la vicepresidencia”.

La demanda es contra Mabel López Segura, directora de Teleantioquia; Alejandro Santos Rubino, director de la Revista Semana; Jesús Ferro Bayona, rector de la Universidad del Norte de Barranquilla y Marcos Schwartz, director de El Heraldo.

Según la excandidata, que renunció la semana anterior, el 3 de abril “el canal regional Teleantioquia y la Revista Semana llevaron a cabo el debate presidencial Y a lo que fueron invitados los candidatos que dichos medios de comunicación les pareció que debían asistir, Iván Duque, Gustavo Petro, Germán Vargas, Humberto de la Calle y Sergio Fajardo, y el 5 de abril, El Heraldo junto con la Universidad del Norte Barranquilla organizaron otro debate en el que también asistieron exclusivamente los mismos candidatos”.

“A estos dos eventos no se nos permitió asistir a las únicas dos mujeres que aspiramos a la presidencia de la República como son Vivian Morales y Piedad Córdoba, desconozco las razones por las cuales no haya participado la doctora Morales, no obstante en el caso mío es claro que existe una poderosa discriminación de la que venido siendo víctima a lo largo de los años”, anotó la exsenadora en la demanda.

Para Córdoba, “muy presuntamente se está incurriendo en el delito de actos de discriminación ya que por una parte se han tomado las encuestas que estos mismos medio hacen, como el termómetro para definir quién participa o no en un debate. En el debate presidencial deben estar todos los candidatos porque se trata de que las personas conozcan las propuestas de todos. No pueden ser selectivos porque esa selectividad es arbitraria”.

Según la excandidata, “además de incurrir en el delito de actos de discriminación, esto podría ser una estrategia de política electoral en la que arbitrariamente los medios de comunicación escogen a quien quieren hacerle el juego e invisibilizan al resto, particularmente a mí, mujer de raza negra, defensora de los derechos de la mujer, las minorías étnicas y sexuales (Sociedades lgbt) y los Derechos Humanos”.

Y añadió en la demanda: “en mi caso no he recibido invitación para ninguno de los debates de medios y la causa, además del punible de actos de discriminación, es buscar posicionar a unos y descartar a otros”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *