Cinco señales para detectar el riesgo suicida

Hay que dejar atrás el tabú de que no debe tratarse el tema en público para no incentivar a que sucedan más hechos de este tipo.

La Organización Mundial de la Salud conmemora cada 10 de septiembre el Día Internacional de la Prevención del Suicidio. El 2018 fue el año con más casos en Colombia desde 2009: Medicina Legal.

El suicidio es considerado un grave problema de salud pública por la Organización Mundial de la Salud, dado que cerca de 800 mil personas se quitan la vida cada año.

En Colombia, desde 2009, el número de casos se mantiene en alza y el año pasado hubo 2.696, según la publicación ‘Forensis’ del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Uno de los mecanismos para ayudar a la prevención es, precisamente, dejar atrás el tabú de que no debe tratarse el tema en público para no incentivar a que sucedan más hechos de este tipo.

“Los estudios han demostrado que preguntar a una persona si tiene ideaciones suicidas es una forma de prevenir, porque esta tiene una opción para pedir ayuda”, explica Marly Bahamón Muñetón, doctora en psicología, investigadora de Unisimón y coautora del primer manual para prevenir el riesgo suicida en adolescentes colombianos.

A propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Prevención del Suicidio cada 10 de septiembre, Bahamón identifica cinco señales comunes a las que se debe prestar atención para detectar a tiempo un posible riesgo suicida.

  1. Aislamiento: No querer compartir con los demás, de un momento a otro. En el caso de niños, se puede manifestar en desgano de jugar con otros menores; en adolescentes, el alejamiento de amistades comunes; y adultos, a distanciarse de su círculo familiar cercano.
  1. Cambios repentinos de ánimo y comportamiento: Cuando una persona era muy sociable, extrovertida y de pronto se torna irritable. O puede pasar lo contrario.
  1. Falta de apetito y problemas de sueño: Pueden pasar de ser personas que eran muy activas y, de un momento a otro, prefieren estar acostadas; estas pueden ser señales de depresión.
  1. Desprenderse de cosas preciadas: Un niño que quiera regalar su juguete más querido para dárselo a un amiguito o un familiar; el adolescente que se desprende de su iPad o dispositivo móvil, o el adulto que empieza a hablar de testamentos y repartir sus pertenencias.
  1. Expresar ideas o deseos de muerte: De manera seria, jocosa, con humor, en estado de ebriedad o sobriedad, la persona lanza afirmaciones como: ‘lo mejor sería morirme’, ‘mi familia descansaría de mí’, ‘soy un inútil, no sirvo para nada’. También lo pueden expresar de manera explícita.

La Unisimón dispone de un Grupo de Apoyo para Sobrevivientes de Intento Suicida, es decir, quienes hayan intentado quitarse la vida y personas con familiares, amigos o allegados que hayan muerto por esta causa.

El grupo es abierto al público, sin costo alguno, y no cuenta con registro porque se respeta la privacidad de quienes asistan. “Ya llevamos cuatro sesiones, son encuentros de escucha activa, de orientación”, explicó la profesora de Unisimón.

Las reuniones se realizan los miércoles, de 6:15 p.m. a 8 de la noche en el Museo Bolivariano de Unisimón, ubicado en la calle 68 # 53 – 56, barrio El Prado de Barranquilla. Para mayor información están disponibles el celular 3183978725 y el teléfono 3160930 (extensión 1019).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *