Investigadores de la Universidad Simón Bolívar realizan estudios y brindan recomendaciones a conductores

Un estudio liderado por investigadores de Unisimón precisa las afectaciones que produce estar largas horas al volante en posición sedente y da recomendaciones para reducir el impacto negativo al bienestar de quienes ejercen este oficio.

La conducción de vehículos automotores es considerada uno de los trabajos de mayor riesgo en el mundo, y no solo porque quienes la ejercen están expuestos a accidentes en carreteras, sino también por temas asociados a la salud. Dolores, inflamaciones e incapacidades son algunas de las afecciones que ocasionan las extensas jornadas al volante y resulta pertinente saberlo al acercarse el 16 de julio, fecha en que se celebra el Día del Transportador.

Lo anterior quedó evidenciado en el estudio titulado “Diferencias en el riesgo postural y en la percepción de molestias musculoesqueléticas en conductores de autobuses de transporte urbano”, liderado por un grupo de investigadores de la Universidad Simón Bolívar. El análisis participaron los investigadores Martha Mendinueta, Yaneth Herazo y Raúl Polo, por Unisimón, y Roberto Rebolledo, por la Universidad Metropolitana.

El trabajo se realizó con 231 empleados de empresa de transporte urbano, a quienes se aplicaron encuestas para identificar la edad, el género, la escolaridad, el cargo laboral y la antigüedad en la compañía. Igualmente, se evaluaron las molestias osteomusculares y la carga postural, lo que permitió determinar las zonas de afectación.

Las largas jornadas laborales en posición sedente y patrones de trabajo irregulares son un potencial peligro para los conductores al generarles molestias en el sistema musculoesquelético, articular y dolores en la espalda, así como sobrepeso u obesidad, inactividad física y, por consiguiente, indicadores pobres de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *