Lo que te gusta y te disgusta no es casualidad

Desde nuestro proceso de gestación y durante la primera infancia, se van sembrando recuerdos en nuestro cerebro a través de las experiencias vividas, las cuales pueden ser agradables o desagradables.

Son como especie de semillas que van siendo plantadas en nosotros y que con el paso de los años darán sus frutos, es decir determinarán la manera cómo vamos a reaccionar y a comportarnos ante el mundo a lo largo de nuestra vida.

Pero cómo funciona?

El estímulo  llega, toca nuestra memoria emocional a través de los sentidos,  generando un pensamiento, luego un sentimiento y al final una reacción, por ejemplo: el estímulo puede ser una canción que de repente suena en la radio, si hay un recuerdo asociado con ella nos llamará la atención.

De inmediato nuestro cerebro piensa, busca ese archivo a través del cual originaremos un sentimiento que puede ser de tristeza o alegría  dependiendo de la experiencia asociada y luego una reacción que podría ser, subirle el volumen o cambiarla. Lo curioso es que este mismo estimulo puede ocasionar reacciones distintas  en cada persona, dependiendo de sus propias semillas, porque dicho estímulo es neutro.

Por eso cuando digas,  que algo no te gusta, revisa el recuerdo asociado a eso que estás rechazando.

Particularmente me pasaba con el mar, durante muchos años rechacé ir a playa sin saber porque. Luego de un proceso de interiorización  pude comprender que esta decisión tenía que ver con una experiencia vivida a los 5 años en donde por poco me ahogo. Tal fue el impacto que solo hasta los 38 años aprendí a nadar como parte de la trasformación de ese recuerdo, hoy el mar me encanta y el siguiente paso será bucear, les contaré mi nueva experiencia.

Te invito a que hagas una lista de tus “me gusta” y “no me gusta” para que a partir de ellos comiences a transformar tu vida!

*Robert Barraza – Comunicador Social – Periodista,  Especialista en Desarrollo Social, Master en PNL y Coach Esencial. Instagram @robertjbarraza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *