Cookies: Nos espían para conocer nuestros intereses

Cada vez que entramos a una página web se llenan la información las llamadas cookies, que son pequeños archivos que guardan las preferencias de navegación. Esto permite por un lado acceder más rápido en próximas búsquedas. Sin embargo, si el equipo es compartido para otra persona es muy fácil conocer cuáles páginas o qué tipo de información estamos consultando.

En cuanto a preferencias de navegación, portales como Mercado Libre o cualquier otro conocen a través de las cookies qué tipo de productos consultamos. Esto les permite en los nuevos accesos lanzar publicidad sobre objetos adquiridos o verificados, influyendo de una u otra forma la compra.

Casi la totalidad de sitios web rastrean el comportamiento de sus visitantes para posteriormente comercializar esta información a otras compañías. Regularmente estas visitas o preferencias de navegación son utilizadas por grandes empresas de publicidad para dirigir sus campañas a nichos de mercados específicos.

Uno de los principales objetivos de las agencias de publicidad son las preferencias de compra y por eso la información de las cookies son una excelente herramienta de trabajo.

A muchas personas por obvias razones no les interesa que conozcan sus preferencias o la información que consumen en internet. Ante esto, una buena opción es utilizar el modo incógnito que ofrece el navegador Chrome de Google.

En la parte superior de este navegador sólo es necesario abrir una nueva ventana que se denomina modo incógnito. Esto permite que las páginas visitadas con esta opción no se guardaran en el historial de navegación, ni en el “almacén” de cookies.

Es importante aclarar que la navegación no es totalmente invisible, pues en los servidores y en los sitios que visites quedará el rastro.

Para el caso de Firefox las cookies están previamente habilitadas. Para cambiar la configuración de cookies solo es necesario acceder a la pestaña de menú, luego opciones y posteriormente privacidad. Allí está un cuadro “Tracking”, el cual tiene la posibilidad de activarse o no, a solicitud del usuario, quien tiene la opción de permitir el almacenamiento de cookies.

En cuanto al navegador Safari se refiere, también cuenta con una opción de navegación privada desde el menú archivo.

Esto permite concluir que si usted hace una navegación abierta, es decir consulta periódicos, investiga o permanece en redes sociales puede seguir trabajando con tranquilidad, pero si su interés es consultar material sensible o simplemente información que no quiere compartir comience a utilizar la opción de manera privada y no dejar rastro en la web.

Más de tecnología en www.luchovoltio.com
@luchovoltio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *