El software ilegal sin control efectivo

A pesar de las campañas y la normatividad existente, persiste la problemática del software ilegal en las empresas, no solo en Colombia sino en toda Latinoamérica. Para el caso de Colombia se estima que cerca del 50% de empresas utilizan algún programa pirata, pero para el caso de Perú la situación es más compleja y este porcentaje supera el 63%.

En Colombia la Dian, Fiscalía y otras entidades en alianza con compañías como Microsoft hacen grandes esfuerzos, pero la problemática persiste. El camino más fácil es acceder a cientos de páginas que alojan programas piratas que pueden descargarse con un solo clic, a pesar de los riesgos que los mismos estén infectados por virus. Expertos estiman que el valor comercial del software ilegal utilizado en Colombia supera los 300 millones de  dólares.

La magnitud de la problemática es tan compleja que no solo las empresas descargan programas piratas, sino que no se toman fuertes controles para que los trabajadores bajen cualquier programa de la red para utilizarlo en sus compañías.

En  Colombia la violación a los derechos patrimoniales de autor y derechos conexos, contempla una pena de prisión de cuatro a ocho años y multa de hasta 1.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes, pero combatir la piratería de software ilegal no solo se logra aplicando sanciones a las empresas, sino controlando a las personas que en cualquier esquina ofrecen estos programas o los portales que permiten su descarga gratuita.

Igualmente otro de los retos son los precios, pues en algunos casos acceder a un simple antivirus puede resultar costoso. Ante este panorama muchas personas acceden al camino fácil y asumen el riesgo de un software pirata que puede contaminar un computador o toda una empresa si están conectados a una red compartida.

Ante este panorama es necesario apostarle aún más al software criollo, es decir desarrollado en Colombia que podría comercializarse a precios más competitivos para los empresarios. Hay programas de multinacionales cuyas licencias son muy costosas, pero con programas locales ofrecerían un rendimiento relativamente similar y en algunos casos hasta con mayor efectividad.

En esta línea el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones hace una gran apuesta al subsector de software y servicios relacionados que representa un porcentaje importante en el PIB en Colombia.

Por su parte, la Federación Colombiana de la Industria de Software y TI, Fedesoft, también hace su tarea y estima que hay alrededor de 2.200 empresas que desarrollan o comercializan software. Un 65% se encuentran en Bogotá y Cundinamarca; en Antioquia con 12% y Cali, Valle del Cauca, con 11%.

Los sectores con mayor avance en el desarrollo de software son la salud y el financiero. Para el caso de la seguridad también empieza a tomar relevancia. Sin embargo, uno de los obstáculos es el IVA, pues mayores alivios tributarios permitirían un mayor impulso a esta industria y por ende a la generación de más empleos. Más de tecnología en www.luchovoltio.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *