Junior cayó 1-0 en su visita a Envigado

Un gol tempranero fue suficiente para que un desconectado Junior perdiera 1-0 ante el Envigado la noche de este sábado como visitante en el estadio Polideportivo Sur, en una diferencia que pudo haber sido más amplia si no es por las manos salvadoras de Sebastián Viera.

El gran reto de Luis Amaranto Perea fue el de que no quiso cambiar el método que le había dado frutos hasta el momento. Por eso, salvo contadas excepciones, casi todo el equipo era lo que se puede evaluar como jugadores alternativos, pero pese a ello eran futbolistas con las suficientes condiciones para marcar diferencia.

Sin embargo, duraron más los actos protocolarios y la espera para que el juez diera el pitazo inicial que el arco en cero para los rojiblancos.

En tan solo dos minutos, el lateral derecho de los naranjas, Santiago Jiménez, encontró espacio de sobra para empalmar un derechazo que pico pocos metros antes de Sebastián Viera y se fue al fondo de las redes, por el poste de la mano derecha, para el 1-0.

Junior sintió el golpe y quedó desorientado. Le costó mucho engranar sus piezas. Es más, los llamados a dar orden al mediocampo poco lograron verse a lo largo del tiempo inicial, pues ni Sherman Cárdenas ni Christian Higuita pudieron pesar y mover los hilos.

La mejor para la visita fue a los 12 de compromiso, cuando hilvanaron una jugada por la derecha que terminó en una jugada forzada por Michael Rangel, que llegó un defensa a tiempo para evacuar.

De allí en adelante lo que hubo fue un par de buenas salvadas de Viera para mantener corto el resultado. A los 14 de juego Viera salvó un tiro de media distancia de Iván Rojas y luego a los 28 del partido, volvió a sacar la bola de peligro, luego de remate esquinado a la base del palo de Juan Manuel Zapata.

El reinicio de las acciones llegó con una mayor agresividad de los rojiblancos, que además hicieron la variante de Miguel Ángel Borja por un inadvertido Daniel Moreno. La cosa pintó mejor, pero no terminaban de fulminar en ataque.

El que siguió en la línea de atajadas providenciales fue Viera, quien salvó milagrosamente un tiro libre de Jairo Palomino, con sello de gol. A los 57 minutos, Yeison Guzmán probó las manos del uruguayo, que volvió a atajar.

Viendo que el equipo no reaccionó, Perea retiró a James Sánchez y Sherman Cárdenas, para hacer uso de Freddy Hinestroza y Luis González, en procura de sacar provecho de Rangel y Borja, cuando el reloj marcaba los 68 minutos.

Junior manejó la bola hasta el cansancio, pero nunca logró marcar la diferencia. Al final, una derrota de la que el equipo tuvo 88 minutos más tres de adición para intentar solucionar y no pudo.

Ahora, ya con su primera derrota al frente de Junior, Luis Amaranto Perea deberá hacer los ajustes para el duelo venidero por Copa Libertadores ante Barcelona.

Andrés Noé Gómez 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *