Los tapabocas que visten los monumentos son obras de arte que reúnen lo mejor del talento barranquillero

Como muchas otras ciudades del mundo que están usando sus obras de arte en espacio público para recordarles a sus habitantes la importancia de usar el tapabocas para protegerse del coronavirus, entre ellas Nueva York, París, Manchester, Frankfurt, Buenos Aires y Sao Paulo, Barranquilla se unió a esta manera de sensibilizar a sus ciudadanos a través de sus monumentos.

Pero, además, Barranquilla le sumó arte a las obras que se levantan a lo largo y ancho de la ciudad. Nueve artistas aceptaron la invitación de la Alcaldía de Barranquilla, a través de su Secretaría de Cultura, Patrimonio y Turismo, y diseñaron y crearon nueve lienzos, nueve tapabocas, para nueve esculturas de la ciudad.

Los artistas Rubén Terán, Adalberto Calvo, Hernán Taibel, Omar Mendoza, Javier Caraballo, Segundo Tirado, Álex De la Torre, Néstor Loaiza y un grupo de estudiantes del programa de Vestuarios y Tocados para el Carnaval de la Escuela Dsitrital de Arte -EDA- imprimieron y aportaron su talento, usaron sus materiales y se pusieron a la tarea de crear estas prendas en tela tipo reebag, parte del inventario de la EDA, y ahora sus obras están exhibidas a cielo abierto.

Estos son los listado de monumentos y artistas

  1. Joe Arroyo

Ubicación: carrera 46 con calle 72, parque de los Músicos
Título: El Joe
Autor: Yino Márquez
Época: Siglo XXI
Año: 2011
Técnica: Resina y cemento
Dimensiones: 2.50 m x 6 m x 6.60 m.

Sobre el artista y su intervención. El tapabocas más grande de esta campaña fue intervenido por Omar Mendoza, uno de los artistas jóvenes más importantes de la esfera del arte local y regional. Con 30 años, este maestro en Artes Plásticas actualmente es profesor de la Escuela Distrital de Arte -EDA-. Ilustrador y excepcional dibujante, la idea que plasmó en el tapabocas obedece a la misma línea que ha venido trabajando y consolidando en los últimos años, enmarcada en su serie más conocida: ‘Refugio’. Esta da cuenta de la fuerza natural de la fauna, que rompe los escenarios artificiales habitados por el hombre para recordar que todo siempre retorna a su lugar, bajo la premisa de recuperar el espacio que le corresponde. “Coincide con este momento actual de confinamiento global, en el que los humanos nos encerramos, pero para los animales fue un momento bonito de poder volver a salir, de hacer presencia precisamente en esos espacios habitados por el hombre”, afirma Mendoza.

  1. Ernesto McCausland

Ubicación: Parque Ernesto McCausland – Carrera 8B 17-32
Título: Monumento a Ernesto McCausland
Autor: Alejandro Hernández
Taller de elaboración: Fundación Alejandro Hernández
Época: Siglo XXI
Año: 2013
Técnica: Bronce fundido y hierro laminado
Dimensiones: 0.82 m x 1.10 m x 0.51 m.

Sobre el artista y su intervención. Rubén Terán, artista plástico egresado de la Escuela Distrital de Arte, que ha participado en 19 exposiciones colectivas, como BARCU, en Bogotá. La intervención de su tapabocas es una extensión de su serie más representativa, ‘Con el corazón en el océano’, que refleja la fascinación del artista por la fauna del mundo marino. Los acuarios, las peculiares formas de sus animales y la riqueza cromática del fondo del mar han estimulado la imaginación de Terán hasta convertirla en su mayor inspiración. El uso de colores intensos y sombras proyectadas que contribuyen a la ilusión tridimensional, es transversal en toda la obra de uno de los artistas emergentes más importantes de la ciudad.

  1. Monumento a la Bandera

Ubicación: Parque 11 de noviembre – Carrera 54 con calle 58
Autor: Marco Tobón Mejía
Época: Siglo XX
Año: 1931
Técnica: Marmol tallado
Dimensiones: 1.70 x 4.76 x 1.50 m.

Sobre el artista y su intervención. Álex De la Torre es egresado de la Universidad del Atlántico. Durante su proceso formativo es asistente del maestro Haime A. Correa. En la mayoría de sus propuestas ha utilizado elementos de fabricación industrial, como gabinetes de hidrantes, extinguidores, mangueras y neveras de gaseosas como metonimias de la relación entre la prohibición y el deseo. Actualmente es docente de la Escuela Distrital de Artes -EDA-. “Conocí el Monumento a la Bandera gracias a las controversias entre artistas e historiadores locales. ¿Debía dar la cara al Magdalena o no?  En mi intervención, uso la relación entre progreso, río y mar, por ello recreo nuestro río Magdalena, que con su imponente belleza da paso a la entrada del progreso para seguir construyendo nuestra historia”, cuenta el artista.

  1. Monumento a Simón Bolívar

Ubicación: Paseo Bolívar
Autor: Emmanuel Frémiet
Taller de elaboración: Casa de Barbedienne París
Época: Siglo XX
Año: 1919
Técnica: Bronce fundido
Dimensiones: 2 x 3 x 4 m.

Sobre el artista y su intervención. Hernán Taibel, de 28 años, es maestro en Artes Plásticas de la Universidad del Atlántico. Su trabajo aborda el tema de la naturaleza, específicamente el paisaje, en el que busca, a través de la experimentación y reinterpretación,  crear nuevas formas de percibir lo que cada espectador considera su paisaje. Por eso, el paisaje es la temática que prima en el tapabocas de Bolívar.

  1. Monumento a Esthercita Forero

Ubicación: plaza Esther Forero – Carreras 42F y 43 y calles 73 y 74
Autor: Yino Márquez
Época: Siglo XXI
Año: 2003
Técnica: Bronce fundido
Dimensiones: 0.80 cm x 1.75 m x 0.70 cm.

Sobre el artista y su intervención. Un equipo interdisciplinar del programa de Vestuarios y Tocados para el Carnaval de la Escuela Distrital de Arte y Tradiciones Populares -EDA-, integrado por el docente Hernando Rivera y las estudiantes de último semestre Bronia García y Yida Rodríguez, intervino el tapabocas bajo el concepto del emblemático palito de matarrratón que Esther Forero mencionó en varias de sus famosas canciones, y la luna de Barranquilla, a la que le rinde su máximo homenaje. Con la técnica del recamado y el bordado se logró la imagen de las ramas florecidas del árbol de matarratón con mostacillas checas, mientras que la luna fue recamada con canutillos.

  1. Shakira

Ubicación: parque del estadio Metropolitano Roberto Meléndez
Autor: Dieter Patt
Época: Siglo XXI
Año: 2005
Técnica: Lámina de acero cortada
Dimensiones: 2.60m x 4.45 m x 0.06 m.

Sobre el artista y su intervención. Segundo Tirado es egresado EDA, y su obra está influenciada en la sociedad y cómo esta reacciona y se relaciona con su cotidianidad a través de cambios bruscos, por lo que usa elementos como el metal, el oro o las latas. Para hablar de estos cambios, la metáfora de la lata aplastada es su recurso pictórico. “La  obra quería hablarle a las personas, para que tengan más conciencia a la hora de arrojar basuras a las calles, en cada esquina”.

  1. Édgar Rentería

Ubicación: Estadio Édgar Rentería
Autor: Elsa Marina Losada
Época: Siglo XXI
Año: 2018
Técnica: Bronce tallado

Sobre el artista y su intervención. Adalberto Calvo creó en su tapabocas una nueva obra de su serie ‘Asedio’. Este artista plástico de 26 años, egresado de la facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico y del programa de Dibujo Artístico de la EDA, se inspira constantemente en temas sobre el territorio y el patrimonio arqueológico.

  1. Gabriel García Márquez

Ubicación: Parque Cultural del Caribe – Calle 36 # 46 – 66
Autor: José Villa Soberón
Época: Siglo XXI
Año: 2016

El artista y su obra. Javier Caraballo es, probablemente, el artista barranquillero más prometedor de la nueva generación. Maestro en Artes Plásticas de la Universidad del Atlántico, ha sustentado su obra en la relación entre los niños y el arte: los ha puesto a la altura, con sus trazos infantiles, de clásicos como Klimt o Monet, y los ha hecho garabatear sobre lienzos impensables con la libertad de quien toma una crayola para rayar paredes. En su tapabocas, plasma un ícono de la obra de García Márquez: las mariposas amarillas. “Se trata de una imagen poética, de libertad, de inspiración, que yo a mi modo, en mi obra, también he incorporado a través elementos en el mismo sentido conceptual de su obra, del realismo mágico. Hay camino, esperanza, y un realismo mágico detrás de todo esto. Somos testigos de una época. Como artistas, somos responsables de mostrar lo que ahora tenemos, vivimos y sentimos”, subrayó Caraballo.

 

  1. Monumento a Cristóbal Colón

Ubicación: carrera 47 56-120
Autor: Giuseppe Tomagnini
Taller de elaboración: Taller de Giuseppe Tomagnini Pietrasanta
Época: Siglo XIX
Año: 1892
Técnica: Marmol tallado
Dimensiones: 1.20 x 2.17 x 0.80 m.

Sobre el artista y su intervención. Néstor Loaiza ha dedicado 33 de sus 60 años al oficio pictórico. ‘Ceñida de agua’ es el nombre de la obra que plasmó en el tapabocas, que a su vez es el mismo de una serie de acuarelas en la que trabaja actualmente y que reúne estampas barranquilleras. En el lienzo del tapabocas se puede apreciar la iglesia de Nuestra Señora del  Carmen, contigua al monumeto de Colón, y aparece también un perfil de Barranquilla. Entre las dos imágenes, el elemento cromático azul toma fuerza, y hace referencia al agua que nos rodea, entre el río y el mar. “Mi temática siempre ha ido en torno al paisaje urbano, sobre todo rescatando imágenes de Barranquilla”, precisa el artista.

El lavado de manos, otra acción importante 

La calle Murillo, entre carreras 40 y 41, aloja otro monumento querido por los barranquilleros. ‘Los Enamorados’, escultura en hormigón reforzado, elaborada por el maestro Yino Márquez en 1999, es hoy símbolo de otro elemento trascendental en el cuidado personal: las manos, uno de los principales focos de contagio del COVID-19. Por eso, en un acto simbólico, una cuadrilla de bomberos de Barranquilla llegó hasta la escultura y lavó las manos, para recordarle a toda la ciudad la importancia de mantener esta parte de nuestro cuerpo limpia de gérmenes y virus. La recomendación de los médicos es lavarlas cada hora, o tanto como sea posible, cuando se encuentre fuera de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *