Distrito ordenó cierre temporal de los mercados Barranquillita y El Playón

Como medida preventiva sanitaria dirigida a contener el contagio de COVID-19,  la Alcaldía Distrital ordenó el cierre temporal de los mercados públicos denominados Barranquillita (de carnes), ubicado en la calle 9 N° 43-60, y El Playón, en la calle 30 N° 41B-80, a partir de las 00:00 horas de este lunes 29 de junio hasta el 13 de julio a las 12:00 de la noche.

La medida fue expedida, mediante resolución 0160 del 27 de junio de 2020, por el secretario distrital de Salud, Humberto Mendoza, acogiendo una recomendación del Grupo de Vigilancia Epidemiológica que realizó inspección y búsqueda activa de posibles sintomáticos de COVID-19 en las plazas de mercado La Magola, El Boliche, El Guineo, El Plátano, Barranquillita (de carnes), El  Playón, El Pescado y de las Verduras.

El Distrito ha mantenido vigilancia y acompañamiento en estas plazas de mercado y ha implementado varias acciones preventivas, entre ellas la instalación de un cerco sanitario en todo el sector de Barranquillita, el pasado 18 de junio, cuando el alcalde Jaime Pumarejo Heins hizo un recorrido por esta zona que se identificó como foco de contagio.

Situación de los mercados

El gerente de Mercados Públicos del Distrito, Juan Camilo Jaimes, precisó que con esta determinación la situación de las plazas es la siguiente:

Plazas de productos esenciales, que se encuentran abiertas, atendiendo al público de manera presencial, aplicando ‘pico y cédula’ y protocolos de bioseguridad:

  • EMP.
  • Plaza de Mariscos.

Plazas de productos no esenciales, que se encuentran cerradas, sin prestar servicio a domicilio por el tipo de productos o servicios:

  • Fedecafé.
  • Miami II.
  • Plaza Ujueta.

Plazas que están prestando servicio a domicilio:

  • Miami I.
  • La Magola.

Se implementarán medidas sanitarias 

La Secretaría Distrital de Salud también dispuso que se implementen en todos los mercados públicos de Barranquilla las medidas higiénicas en los espacios o superficies de contagio y las acciones de salubridad que faciliten el acceso de la población a sus servicios. Adicionalmente, deberán cumplir con los protocolos de bioseguridad establecidos por el Ministerio de Salud y Protección Social para el control de la pandemia y adoptar las medidas de prevención y control sanitario para evitar la propagación del COVID-19.

Se dispone, de igual manera, que los vendedores, agentes operadores y comerciantes deberán manipular los productos con el uso de guantes y mascarillas, mantener el lavado permanente de manos y el uso de gel antiséptico para la desinfección de manos y superficies.

Asimismo, en las instalaciones deberán disponerse surtidores con alcohol o gel desinfectante para el uso de los operadores y público en general, realizar desinfecciones permanentes de bodegas, corredores, baños, puertas de ingreso y zonas comunes, mantener el distanciamiento físico y demás medidas de autocuidado.

También será obligatorio implementar el ‘pico y cédula’ para el ingreso de todo el personal que visita y desarrolla la actividad en los mercados públicos, y prohibir el ingreso a personas con sintomatología respiratoria, si convive o ha estado en contacto con una persona positiva con COVID-19. Deberá hacerse monitoreo de temperatura corporal a los vendedores, agentes operadores y comerciantes, lo mismo que instalar avisos informativos en puntos estratégicos de los mercados públicos para la promoción y prevención de la propagación del COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *