ICBF Atlántico volvió a entregar contratos a operadores sin sedes

En el barrio El Oasis de Soledad citaron a padres de familia debajo de un palo de mango para darles información del nuevo operador Corporación Visión Futura.

El Sábado de Carnaval y el Miércoles de Ceniza los habitantes de El Oasis, en Soledad, fueron sorprendidos por un perifoneo en el que citaban a una reunión a los padres de los niños que son atendidos por el Bienestar Familiar en el Centro de Desarrollo Integral de su barrio.

Ayer (jueves) en la mañana, las madres que asistieron con sus pequeños hijos a la dirección anunciada quedaron sorprendidas e indignadas porque las atendieron en una esquina, frente a la Estación de Policía, en la carrera 16 con 33, debajo de un pequeño palo de mango para darles información de la Corporación Visión Futura, uno de los nuevos operadores contratados por el director del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en el Atlántico, Benjamín Collante, ficha burocrática de Cambio Radical.

Sí, las atendieron debajo de un palo de mango.

Así quedó registrado en fotos y un video conocidos por Emisora Atlántico y Zona Cero.com. En las imágenes se ve, sobre la reja de una casa, una cartelera blanca en la que está el nombre del nuevo operador y decía que los niños comenzaban a ser atendidos desde 26 de febrero, es decir el Miércoles de Ceniza, lo cual no fue cierto.

La madre que habla, rodeada de otras del sector, muestra su preocupación porque sus hijos “no están recibiendo atención” del Bienestar Familiar, que debió comenzar a finales de enero o a principio de febrero como es costumbre, y porque el nuevo operador las estaba atendiendo “al aire libre (debajo del mango) y no especifican dónde tendrán su sede”.

Igual al caso del Oasis, donde unos 300 niños están sin atención, a Emisora Atlántico y Zona Cero.com comenzaron a llegar otras denuncias.

Como sucedió en 2019 en Luruaco y Repelón, donde contrataron a la Fundación Integral de Atención de Sectores Vulnerables, Fidasvu, sin que tuviera un sitio habilitado para atender a 650 niños, este año el Bienestar Familiar volvió a contratar a operadores sin sedes. Es decir que funcionarios locales siguen violando el riguroso y exigente Manuel de Contratación del propio Instituto, que dice trabajar en defensa de la primera infancia.

Así como la comunidad del Oasis denuncia estas anomalías, familias del barrio Ferrocarril, también en Soledad, informaron que Collante contrató a la Fundación Flor de Vida que tampoco tiene sede.

Como si fuera poco, siguiendo la cuestionada actuación de 2019 del director nacional de Primera Infancia, Carlos Aparicio, con el contrato de Fidasvu, este año en Luruaco escogieron otro operador sin sede. La comunidad informa que este deberá atenderá los dos CDI de la Gobernación, al que asisten unos 600 niños, y deberá garantizar la atención de otros 450 menores de 5 años en sedes que no posee.

Ante las evidentes anomalías surgen varias preguntas:

¿Acaso antes de entregar los contratos millonarios el Bienestar Familiar no está obligado a constatar y evaluar si los operadores que va a escoger tienen sedes, propias o arrendadas, que cumplan las exigencias del Manual de Contratación?

¿Por qué en medio de sus enredos contractuales, atribuidos a presuntos favorecimientos políticos para pagar apoyos electorales a diputados, el Bienestar Familiar está a punto de desembolsar millones de pesos por el alistamiento de sedes inexistentes y el primer mes de atención de los niños sin que esto se haya cumplido?

¿Por qué la procuraduría Regional o la Provincial, a través de sus delegados Margarita De la Hoz y Roberto Badel, no se dan por enterados de las irregularidades contractuales que vienen cometiendo desde del año pasado en el Bienestar Familiar?

@JoseGranadosF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *