Soledad le mete palos a la rueda del concurso para 153 cargos provisionales

El 90% perdió el examen, pero como son amigos de exalcaldes y concejales la Alcaldía busca dejarlos atornillados en estos puestos.

Por años, en Soledad la provisionalidad de 153 cargos fue utilizada por los sucesivos alcaldes como medio de presión o de entendimiento con los sindicatos que pululan en la administración municipal, que hoy suman 24 en una amplia oferta que incluye la sorprendente conformación de un sindicato de inspectores y otro de contratistas por órdenes de prestación de servicios.

“Cuando los sindicatos comenzaban a presionar, enseguida los alcaldes anunciaban que abrirían un concurso para llenar esas vacantes, ya que la mayoría de estos cargos los ocupan sindicalizados”, contó un dirigente político que conoce la letra menuda de la administración soledeña. “De inmediato -agregó- los sindicatos se ablandaban y el alcalde de turno lograba dos vainas importantes: se quitaba de encima la presión sindical y se echaba al bolsillo a estas organizaciones, que se volvían sus aliados políticos, incluso hasta después votaban por el candidato que el mandatario dijera”.

En 2018, el entonces alcalde Joao Herrera le pidió a la Comisión Nacional del Servicio Civil, entidad nacional creada por la Constitución como «responsable de la administración y vigilancia de las carreras de los servidores públicos”, que abriera un concurso de méritos para proveer esas vacantes.

Lo de Herrera no fue un amague más. Cumplió todo el dispendioso trámite administrativo y le pagó a la Comisión Nacional del Servicio Civil $525 millones por el total de las vacantes ofertadas. Definió que las plazas a llenar correspondían a 66 profesionales, entre ellos 13 Inspectores de Policía, 3 Comisarios de Familia y 43 de nivel universitario; 30 técnicos operativos y 57 funcionarios asistenciales o auxiliares, entre los que se cuentan 26 del área administrativa y 19 secretarios.

La Comisión Nacional del Servicio Civil, en respuesta a preguntas de Emisora Atlántico y Zona Cero.com, recordó que el concurso abierto de méritos fue realizado teniendo en cuenta, entre otras normas legales, el mandato de la Carta Magna que en su artículo 25 ordena que “los funcionarios, cuyo sistema de nombramiento no haya sido determinado por la Constitución o la ley, serán nombrados por concurso público”.

El examen de Soledad, como parte del proceso de Convocatoria de la Territorial Norte, lo realizaron el 1 de diciembre de 2019 y los resultados fueron publicados el 23 del mismo mes, para lo cual a los concursantes les enviaron un enlace electrónico en el que podían hacer sus consultas personales.

La calificación mínima para aprobar las pruebas eran 65 puntos.

El pasado 28 de mayo la Comisión Nacional del Servicio Civil les anunció a quienes aprobaron el examen que el 4 de junio publicaría la prueba de valoración de antecedentes.

Entonces aparecieron las sorpresas. Yesenia Ocampo Barrios, secretaria de Talento Humano de la Alcaldía de Soledad, comenzó a meterles palos a la rueda del concurso y presentó una tutela en la que citaba decretos expedidos por el Gobierno Nacional a raíz de la pandemia de Covid-19 y pedía que le ordenaran a la Comisión Nacional del Servicio Civil “aplazar cualquier actuación” relacionada con el concurso de méritos para proveer definitivamente los empleos vacantes hasta que estuviera vigente la emergencia sanitaria. Es decir, por un periodo incierto.

“Todo esto es fácil de descifrar”, dijeron fuentes consultadas sobre el torpedeo al concurso desde la misma Alcaldía.

“Exalcaldes que votaron por Rodolfo Ucrós, como Rodrigo Martínez, Astrid Barraza y otros, y concejales de la llamada mayoría tienen a amigos políticos ocupando esos 153 cargos provisionales y resulta que el 90%, es decir 137 funcionarios, muchos de dudosa capacidad profesional, perdieron el examen”, explicaron las fuentes consultadas.

La secretaria Yesenia Ocampo, en respuesta a preguntas vía wasap, dijo a Emisora Atlántico y Zona Cero.com que la tutela le fue negada a la Alcaldía por la Jueza Primera Promiscua de Familia de Soledad, Sandra Villalba Sánchez; Ocampo se negó a entregar el fallo y hasta se preocupó más por el interés periodístico sobre este tema. “Es el único medio que ha preguntado por eso”, argumentó ante la insistencia, por varios días, de que facilitara copia de la decisión judicial.

Mientras la secretaria de Talento Humano, con evasivas, decía desconocer los resultados del examen y el alcalde Ucrós incumplía su anuncio en Emisora Atlántico de que le ordenaría que entregara copia del fallo de tutela, otras fuentes dieron a conocer detalles de los pésimos resultados de los funcionarios en provisionalidad.

Por ejemplo, de 29 profesionales universitarios que ocupan cargos vacantes, 26 perdieron el examen; de 27 cargos técnicos, 23 se rajaron y de 13 inspectores, 11 o 12 también lo perdieron.

Al continuar con el proceso, la Comisión Nacional del Servicio Civil acaba de dar a conocer la lista de elegibles. Previamente había explicado que ahora le toca a la Alcaldía de Soledad contactar a quienes legítimamente ganaron el concurso para darles a conocer los requisitos para que se posesionen.

¿Será que el alcalde Rodolfo Ucrós respeta los resultados del máximo organismo nacional seleccionador para la carrera administrativa o intentarán otras maniobras jurídicas para asegurarles a sus aliados políticos que los funcionarios que perdieron las pruebas seguirán atornillados en dichos cargos? ¿Ganará la politiquería?

Twitter: @JoseGranadosF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *