Piden al presidente Duque liderar cambios en la Policía: ‘se agotó el cuento de los casos aislados’

«Un policía puede defenderse. Un policía puede sentir miedo. Pero lo que vemos en las redes es odio, agresión, exceso, vejámenes», escribió este jueves en su cuenta de Twitter el exvicepresidente Humberto De la Calle Lombana sobre los últimos episodios de violencia desatados en el país tras la muerte a manos de policías del abogado Javier Ordóñez en Bogotá.

«Quién les enseñó eso? Señor Presidente: se agotó el cuento de los casos aislados. Use su liderazgo para crear una cultura de derechos en la Policía», opinó De la Calle.

Esta crítica se une a la que cientos de líderes políticos y sociales hacen al Presidente Iván Duque sobre el accionar de la Fuerza Pública en varios episodios.

Quizás una de las primeras en pedir la reforma de la Policía fue la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien escribió: «Es urgente liderar Reforma Integral con la Policía».

«La prioridad de la agenda legislativa debería ser el trámite de estas reformas que con los hechos de ayer son urgentes», anotó Guillermo Rivera, actual veedor distrital de Bogotá y quien fue ministro del interior en el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos, en entrevista con Blu Radio.

«En general las conductas atribuibles a la Policía deben ser conocidas por la justicia ordinaria porque la Policía es de carácter civil», expresó Rivera.

Sobre el tema, el procurador Fernando Carrillo opinó en su cuenta de Twitter: «La Justicia Penal Militar no puede ser el pasaporte a la impunidad en casos de brutalidad policial».

El senador Jorge Robledo también escribió en la red social «es acertada la actitud dedicada y decidida de Claudia López en un momento tan difícil en la historia de Bogotá Y son correctas sus ideas de no más violencia ni más destrucción de bienes públicos y privados y de llamar a hacerle una reforma democrática a la Policía nacional».

El congresista Gustavo Petro indicó que la reforma a la Policía debe ser inmediata, «para tener una policía democrática, civil y supeditada a los derechos humanos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *