Por corrupción al sufragante, Corte Suprema condenó al Gobernador del Cesar

La Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia condenó al Gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, por el delito de corrupción al sufragante en su primera campaña a la Gobernación, en octubre de 2011.

La Fiscalía General de la Nación indicó que la investigación evidenció que, como candidato a la gobernación del departamento para el periodo 2012 – 2015, Monsalvo Gnnecco firmó pactos con los representantes de los sectores de invasión Tierra Prometida, Guasimales y Emmanuel, en Valledupar, con el compromiso de mantenerles la situación de ilegalidad a cambio de votos.

Un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia entregó a esa corporación videos, declaraciones y los acuerdos.

Con este material, la Fiscalía demostró que Monsalvo Gnnecco se aprovechó de la necesidad de las comunidades vulnerables y pactó permitir que una condición contraria a la ley se prolongara para asegurar votos

“El comportamiento de Luis Alberto Monsalvo Gnecco lesionó sin justa causa el bien jurídico tutelado de los mecanismos de participación ciudadana, sin que existiera causal que justificara su comportamiento”, indicó la Corte Suprema de Justicia, en su sentencia.

La Sala de Primera Instancia agregó: “Al momento de cometer la conducta estaba en capacidad de comprender que como candidato no podía prometer dádivas a cambio de votos que lo favorecieran en la elección de gobernador y tenía capacidad de determinarse de acuerdo con esa comprensión, era consciente de que su comportamiento estaba prohibido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *