Unisimón implementa novedosa herramienta para desarrollo de la práctica clínica simulada

Los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Simón Bolívar ahora cuentan con una novedosa herramienta tecnológica para realizar sus prácticas profesionales.

Como parte de un plan estratégico para el aprendizaje académico en este momento de pandemia por la COVID-19, la Facultad de Ciencias de la Salud anunció la adquisición del simulador digital interactivo Body Interact. Esta herramienta les permitirá a los estudiantes la solución de problemas y razonamiento clínico usando pacientes virtuales.

El decano José Rafael Consuegra Machado explicó que la práctica clínica simulada se realizará los meses julio, agosto y septiembre. “Utilizaremos esta novedosa plataforma virtual, diseñada exclusivamente para práctica clínica, donde hay más de 1.300 casos clínicos, desde los niveles básicos hasta los más avanzados de aprendizaje”.

Basado en pacientes interactivos 3D y soportado por algoritmos fisiológicos realistas, Body Interact imita visual y espacialmente, y en tiempo real, las características de pacientes con condiciones especiales de salud. Provee una retroalimentación realista y es apto para hacer evaluaciones a los aprendices.

El simulador de paciente virtual incluye una extensa lista de escenarios clínicos, entre los que se encuentran alergología, cardiología, endocrinología, pediatría, neurología, urología y obstetricia, entre otros.

Además, su funcionalidad ha sido validada por las mejores instituciones de medicina del mundo, como el Colegio Americano de Cardiología, la Asociación Americana del Corazón, la Asociación Americana de Infartos y la Asociación Europea de Cardiología.

Unisimón tiene planeado implementar prácticas alternadas en diferentes escenarios que se complementarán con el uso de Body Interact. También se hará uso de los dos modernos laboratorios de simulación clínica de esta institución, con todas las medidas de bioseguridad.

El retorno a la presencialidad de las prácticas en instituciones clínicas y de clases en la Universidad sería posible en el último trimestre del año, en la medida que el Gobierno nacional, la Alcaldía y la Gobernación den la autorización. Además, los estudiantes y padres de familia deberán estar de acuerdo con esta decisión.

“En el momento que eso ocurra, mantendremos todas las medidas de bioseguridad, con grupos máximos de tres estudiantes por profesor, y rotando en áreas no COVID, guardando las medias de distanciamiento y protección para minimizar el riesgo de contagios”, enfatizó el decano.

Con estas medidas, la Universidad busca garantizar que los estudiantes cumplan con el aprendizaje de sus competencias académicas, diseñadas en el plan de estudios del programa, y que los médicos continúen con su formación de alta calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *